Cuidado propio

Agorafobia: causas, síntomas y posibles tratamientos

Agorafobia

La agorafobia es un trastorno de ansiedad en el que se padece un importante miedo o pánico a permanecer en lugares o situaciones de las cuales no resultaría fácil salir o escapar. Quien padece la enfermedad suele sentirse indefenso, atrapado o intimidado de manera extrema.

Según el portal MedlinePlus, de la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU, la agorafobia puede incluir miedo a las multitudes, los puentes, los espacios exteriores amplios u otros.

También puedes leer: Trastornos de ansiedad: ¿Cuáles son los tipos que existen?

Como otros trastornos, sus orígenes o causas pueden ser diversas, sin embargo suelen presentarse en personas que han vivido ataques de pánico, shocks emocionales o han tenido importantes afectaciones físicas o situaciones traumáticas que hayan dado origen a este tipo de trastorno. 

Como ocurre con las fobias, ocurre frecuentemente que se tenga gran temor por tener un episodio parecido al que originó el pánico original, por lo cual quien padece el trastorno evita a toda costa situaciones similares.

Sintomatología

Algunos de los síntomas mentales más frecuentes que se presentan en este tipo de trastornos son los siguientes: 

  1. Temor o resistencia a quedarse solo
  2. Miedo persistente a perder el control en público
  3. Imposibilidad de salir de casa
  4. Necesidad de compañía
  5. Profundo sentimiento de desesperanza
  6. Sensación de irrealidad respecto del cuerpo
  7. Sensación de irrealidad respecto del ambiente

Algunos de los síntomas físicos más frecuentes que se presentan en este tipo de trastornos son los siguientes: 

  • Dolor en el pecho
  • Dificultad para respirar
  • Sudoración excesiva o sin causa aparente
  • Temblores
  • Náuseas
  • Mareo o desmayos
  • Dolor de estómago
  • Taquicardia 

También puede interesarte: Cinco diferencias entre fobia y miedo

Generalmente, la agorafobia es un trastorno que se puede tratar con distintos tipos de terapia, según convenga al paciente y determine el profesional. Por lo general pueden ser baneficiosas las siguientes:

  • Psicoterapia: en la psicoterapia, se pueden obtener resultado mediante la terapia cognitivo-conductual, mediante la cual se comprenderían las causas, los eventos y perspectivas distorsionados del paciente, los eventos estresantes y demás. Posteriormente se avanzaría en el aprendizaje de prácticas y técnicas de relajación, manejo del estrés. Así mismo se puede trabajar la desensibilización a los detonantes de las situaciones temidas, etc. Todo lo cual ayudará al paciente a trabajar e incluso superar el trastorno.
     
  • Grupos de apoyo: también pueden resultar útiles para personas que padezcan el trastorno, puesto que compartir con otros pacientes de la misma patología les puede resultar de gran ayuda para comprender el trastorno y tratar con él.
     
  • Tratamiento con fármacos: cuando los síntomas del trastorno resultan especialmente fuertes, es posible tratar con algunos inhibidores selectivos, inhibidores de recapacitación u otros.

¿Te ha resultado útil esta información?
2
0
2 votes with an average rating of 1.
call

Llama al 330333588

Escríbenos por Whatsapp

add