Primeros auxilios psicológicos y manejo de crisis

Ataques de pánico: cómo identificarlos y qué hacer cuando se presenten

Ataque de pánico

Un ataque de pánico es un momento de crisis emocional en el que, de manera súbita, sentimos un altísimo nivel de angustia o ansiedad. Esto se presenta con gran intensidad sintomática, por ejemplo, una altísima sensación de miedo, ideas aterradoras o temor de morir.

Ataques de pánico y sus causas

Los llamados “ataques de pánico” se han relacionado con una respuesta exacerbada y agravante ante un temor incomprendido. La comunidad científica que ha explorado el fenómeno no ha determinado las causas específicas por las cuales se pueda originar, sin embargo, se han aproximado algunas ideas al respecto. 

Puedes leer: Ansiedad infantil, ¿cómo reconocerla y ayudar a quien la padece?

Una de estas aproximaciones indaga respecto a las situaciones desencadenantes del ataque de pánico, temores o aprensiones previos, que quizás hayan acompañado al paciente desde su infancia o desde algún evento traumático, y que, mediante la interpretación catastrófica que se da en la situación desencadenante, se materializa la noción de amenaza y la transforma en pánico repentino y breve.

También existen indagaciones sobre los ataques de pánico en relación con sobrecargas de eventos estresantes o de crisis afectivas, entre otros. 

Las llamadas “crisis de ansiedad” y los ataques de pánico suelen confundirse, puesto que su sintomatología, en ocasiones, es similar y, en otras, los ataque sde pánico aparece en pacientes con ansiedad. Por lo tanto, el diagnóstico de un ataque de pánico, como el de la ansiedad, es clínico, por lo cual es importante acudir a un especialista para recibir orientación amplia y detallada al respecto.

Los ataques de pánico, en todo caso, han sido relacionados con las denominadas “crisis de angustia” e incluyen los siguientes síntomas físicos y emocionales:

  • Dolor de cabeza
  • Dolor de pecho
  • Taquicardia
  • Dificultad para respirar
  • Mareos
  • Pérdida de la noción del tiempo o espacio
  • Miedo
  • Irritación
  • Angustia
  • Sensación de peligro inminente
  • Temor de perder la vida

¿Qué hacer si tenemos un ataque de pánico?

Como es natural, durante un ataque de pánico es prácticamente imposible de anticipar, pero es posible tener algunas consideraciones para que, si llega a ocurrir, podamos intentar sobrellevarlo

  1. Respiración: uno de los síntomas es la hiperventilación a causa de la angustia. Por lo cual, es importante que en estos episodios intentemos evitar hiperventilar, para lo cual debemos procurar una respiración profunda. 
     
  2. Comprensión de los síntomas: puede ocurrir que un ataque de pánico se confunda con una crisis respiratoria o, incluso, con una deficiencia cardíaca (muchas veces, de ahí el miedo de morir) con lo cual es importante identificar si estamos en un episodio de pánico para concentrarnos en sobrellevarlo.
     
  3. No a los estímulos adicionales: cerrar los ojos, por ejemplo, puede evitar que se reciba más percepciones visuales que nos angustiemos más. Es importante tratar de reducir dichos estímulos. Encontrar un elemento de enfoque, puede ser otra alternativa, tanto para sentidos como el oído o la vista. Describir para nosotros mismos el objeto, sus condiciones o características físicas pueden concentrar nuestro pensamiento y aliviar la angustia.
     
  4. Técnica del locus amoenus: imaginar un lugar plácido, feliz, de regocijo, paz y tranquilidad, es una forma de aplacar la angustia.

Puede interesarte: Trastornos de ansiedad: ¿Cuáles son los tipos que existen?

Los ataques de pánico son episodios frecuentes en las personas. Parte de su tratamiento, además del farmacológico, es el psicoterapéutico. Asistir a terapia será útil a la hora de buscar nuestro bienestar mental y físico.

¿Te ha resultado útil esta información?
11
0
11 votes with an average rating of 1.
call

Llama al 3330333588

Escríbenos por Whatsapp

add