Cuidado propio

Autoestima y vínculos afectivos: ¿qué importancia tienen en nuestra vida?

Autoestima
Redacción PQEB
Redacción PQEB

Redactor

La valoración propia, es decir, el conjunto de percepciones y conductas que apuntan hacia nuestra persona es aquello que comúnmente denominamos como “autoestima”. Pero ¿existe un paso a paso para mejorarla? Aquí te lo contamos.

En nuestro artículo Autoestima, ¿qué es y para qué sirve?, señalamos la importancia de entenderla no solo como una imagen que tenemos de nosotros sino como un conjunto de estados anímicos, sentimientos, opiniones, sensaciones y actitudes que acumulamos a lo largo de nuestra vida, y que conforman esa especie de rompecabezas que es nuestra valoración propia.

¿Qué importancia tiene nuestro desarrollo personal?

Además, sugerimos entender la autoestima como un organismo vivo, que va cambiando en el tiempo, en relación con nuestra historia personal, y que a dicha historia es lo primero que debemos atender si deseamos mejorar nuestra autoestima.

El problema es que al abordar este asunto, se cae frecuentemente en una repetición innecesaria: solemos decir “siento celos, desconfianza, frustración, etc., y se debe a que tengo baja autoestima”. Y luego, al preguntarnos “¿por qué tengo baja autoestima?”, respondemos “porque tengo celos, desconfianza, frustración, etc.”. Es decir, volvemos al punto de partida sin resolver nada.

Para romper con este círculo vicioso tan frecuente en nuestro autoanálisis, debemos comprender que la valoración propia es, sobre todo, un camino y no una meta, un camino que siempre tiene que ver con nuestra condición de seres relacionales y que se va construyendo de la mano con nuestra historia y desarrollo.

¿Hay un paso a paso a seguir con la autoestima?

Puede interesarte: La importancia de la inteligencia emocional en nuestras relaciones: cuatro claves para mejorarla

Debemos decirlo con franqueza: no hay un paso a paso para mejorar la autoestima, porque la autoestima solo se puede entender en relación con nuestra historia personal, de modo que no existe un procedimiento estándar para tratarla.

Como ocurre con la llamada “inteligencia emocional”, quizás el primer paso para desarrollar una autoestima saludable sea comprender los tipos de vínculos que formamos durante nuestra vida y la manera como se han ido desarrollando, puesto que de ello dependen, en gran medida, las habilidades sociales y afectivas que tenemos en la adultez

Se ha demostrado que una persona que tuvo un círculo solidario en su desarrollo emocional temprano, cuando adulto desarrolla ampliamente la empatía; o, si durante la infancia, un niño creció en un contexto que reforzó como positivas prácticas como la autoevaluación y la autocrítica, con seguridad, al ser mayor, sea una persona que se autorregule sin mucha dificultad, etc.

Es importante mencionar todo lo anterior, porque es en el análisis de nuestro desarrollo propio donde encontraremos las claves para cultivar una autoestima sana y no en una serie de pasos a seguir. La autoestima es un proceso que lleva tiempo y paciencia, pero sobre todo, comprensión propia. No existe un paso a paso para “mejorar la autoestima”, pero sí podemos considerar algunos para empezar a entender por qué vemos afectada nuestra valoración propia y cómo podemos encontrar la manera de empezar a mejorarla. Para ello te recomendamos nuestra entrada: Cinco claves para comprendernos y mejorar nuestra autoestima.

¿Cómo está tu autoestima? Te invitamos a realizar nuestro test haciendo clic aquí para que la entiendas y conozcas mejor.

También puede interesarte: ¿Qué es el valor propio y por qué es importante?

¿Te ha resultado útil esta información?
2
0
2 votes with an average rating of 1.
call

Llama al 330333588

Escríbenos por Whatsapp

add