Violencias basadas en género

Cinco reflexiones que dejó el Día de la mujer; dos las hizo la actriz Katherine Porto

Reflexiones dia de la mujer

El pasado 8 de marzo reunimos a tres mujeres para hablar de uno de los temas más dolorosos que afecta directamente a la mujer en Colombia y el mundo: la violencia.

La actriz Katherine Porto, la abogada Catalina del Mar Calderón, voceras de ‘Todos somos una’ y la psicóloga Catalina Botero, coordinadora del equipo de especialistas de Porque Quiero Estar Bien, se reunieron el 8 de marzo, a través de un Facebook Live, para hablar sin miedo sobre la violencia de género.

Según el estudio: 'La distribución desigual del trabajo doméstico y de cuidados no remunerado limita el potencial económico de la mujer' de la Organización de Naciones Unidas, ONU, alrededor de un tercio de las mujeres en todo el mundo han sufrido violencia física y/o sexual por parte de sus parejas; y el 18% ha experimentado este tipo de violencia en los últimos 12 meses. En los casos más extremos, la violencia contra la mujer es letal: a nivel mundial, se estima que 137 mujeres son asesinadas diariamente por su pareja o un miembro de la familia.

Colombia no es la excepción. Según cifras de la Fiscalía del 1 de enero al 28 de febrero del 2021 se registraron 37 feminicidios y durante el 2020, el Observatorio de Feminicidios de Colombia reportó 630 feminicidios y más de 10.000 casos de violencia de género dentro de los hogares. Según datos de Medicina Legal, cada día en el país se viola al menos a 55 niñas y adolescentes. 

“Las cifras son realmente alarmantes, pero preocupa también el hecho de que la mayoría de los casos ni siquiera se denuncian. A las mujeres, que en muchos casos conviven con sus agresores, todavía les da vergüenza hablar sobre lo que le sucede a puerta cerrada por miedo a represalias, pero, sobre todo, por temor a ser juzgadas por la sociedad”, asegura Katherine Porto.

¿Qué otras reflexiones dejó el conversatorio?

Catalina del Mar: “El 98% de denuncias que hay de violencia intrafamiliar son de mujeres. El 90% de las víctimas de la violencia sexual en nuestro país son mujeres y niñas. Somos nosotras quienes somos violentadas en la vastísima mayoría de los casos. ¿Es una coincidencia o un tema cultural muy fuerte? Aquí todo nace de una semilla cultural, debemos removerla de nuestra tierra para sembrar otra que nos mande un mensaje mucho más equitativo. No se trata de una guerra de mujeres contra hombres, se trata de que todos entendamos que en la sociedad debemos tener un trato igualitario, claro todos somos diferentes, pero no con base en nuestro género, y en la medida en la que logremos desde la crianza a los hijos hablar estos temas y usar un lenguaje con el que demostremos que somos iguales, pueden seguir dándose cambios. El rol de los hombres es fundamental”.

Catalina Botero: “También debemos entender que no se les está atacando a ellos y que en efecto hay un tema sistemático que van empeorando porque los últimos años se han visto unos casos de recrudecimiento impresionante, la verdad. Quiero invitar a los hombres a que entiendan que seguro no han matado, ni lastimado a nadie y qué bien porque es el deber ser de cualquier ser humano, pero deben hacer una introspección porque si pueden estar perpetuando la violencia en los chistes, que es tan común, en los espacios laborales, ¿cuántas veces una mujer no está hablando y es interrumpida por un hombre? Y eso pasa a segundo plano, pero no debería ser así porque se está silenciando la voz de la mujer. Así que quejémonos más, hagámoslo más incómodo, porque cuando algo nos incomoda, hacemos un cambio, sigamos haciéndolo para que suceda”.

Catalina del Mar:

“El mensaje final es: no estamos solas, tenemos que prender la alarma de la sororidad, de acompañar a cualquier mujer que esté siendo vulnerada en sus derechos sobre todo en marcos de violencia doméstica. Si ustedes ven y creen que el espacio puede ser peligroso llamen a la línea 123 a la línea 155 para solicitar apoyo para esa mujer”.

Katherine Porto: “A mí me hubiera gustado haber conocido todo esto en mi primera relación en la que ese hombre me hizo dejar mi trabajo para poder depender de él con la excusa de que necesitaba que yo estuviera en la casa al 100%. Me decía cosas como: ¿te vas a vestir así? Pareces una puta. Y cuando le dije que me iba a divorciar, mucho tiempo después, me dijo: si consigues algo será porque tendrás que abrirle las piernas a alguien, ¿con qué vas a mantener a tu hijo? Yo te lo voy a quitar, y lo logró. Un día lo envié de vacaciones a donde el papá y nunca más me lo regresó. Busqué abogado, hice de todo, y él se quedó con mi hijo. 

Antes de separarnos acudí a una comisaría de familia para saber si me lo podía quitar, ahí me dijeron que eso solo pasaba cuando había problemas de drogadicción y prostitución y pensé: ¡ah bueno!, eso no pasará, pero no tiempo después resultó que sí. Yo no conocía mis derechos, no existía un ‘Todos somos una’ o ‘Porque quiero estar bien’, para guiarme u orientarme. Recuerdo que le dije a la persona que me estaba atendiendo, ¿qué hago?, él dice que me va a tirar a la calle, que me va a quitar a mi hijo. Me maltrata, me ha tirado contra la pared, me agarró por el cuello, mi hijo vio todo y me dijo, le toca irse, nadie lo va a hacer por usted, si a usted no le gusta lo que está pasando se tiene que ir. Esa fue la respuesta de esa funcionaria. Así que un día me tocó empacar en bolsas de basura todas mis cosas y llamar a una amiga cuando él se fue y huir. Así que agradezco que ustedes existan para hablar de estos temas y me agradezco a mí misma porque puedo contar mi testimonio para ayudar a muchas personas a que no se callen”.

Situación de la mujer en el mundo

Las siguientes estadísticas muestran que, a pesar de los avances en algunos ámbitos como la educación, el progreso de las mujeres hacia la igualdad se estanca por un cuarto de siglo:

  1. Las mujeres que se encuentran al frente de la batalla contra la Covid-19, como trabajadoras del sector de la salud, en primera línea, científicas, médicas y cuidadoras; ganan un 11% menos globalmente en comparación con sus colegas masculinos.
  2. Las mujeres son jefas de Estado o de gobierno en 22 países, y únicamente el 24,9% de los parlamentarios nacionales son mujeres. Al ritmo en el que vamos, la igualdad de género entre jefas y jefes de gobierno tardará otros 130 años.
  3. Las mujeres en todo el mundo dedican al día aproximadamente tres veces más horas al trabajo doméstico y de cuidados no remunerado que los hombres.
  4. Solo el 47% de las mujeres en edad de trabajar participan en el mercado laboral, en comparación con el 74% de los hombres, una brecha de género que se ha mantenido relativamente constante desde 1995.
  5. En el 2019 ocupaban solo el 28% de los puestos gerenciales a nivel mundial, casi la misma proporción que en 1995, y solo el 18% de las empresas encuestadas tenían una directora ejecutiva en 2020.
  6. Son una minoría en las áreas de investigación y el desarrollo científico, y representan menos de un tercio de los investigadores del mundo.
  7. Alrededor de un tercio de las mujeres en todo el mundo han sufrido violencia física y/o sexual por parte de sus parejas; y el 18% ha experimentado este tipo de violencia en los últimos 12 meses.
  8. En los casos más extremos, la violencia contra la mujer es letal: a nivel mundial, se estima que 137 mujeres son asesinadas diariamente por su pareja o un miembro de la familia.
¿Te ha resultado útil esta información?
3
0
3 votes with an average rating of 1.
call

Llama al 3330333126

Escríbenos por Whatsapp

add