Prevención a las adicciones

Comer y mirar el celular, ¿puede ser una adicción?

Comer y mirar el celular

Antes de los smartphones, la costumbre era ingerir alimento mientras se veía la televisión, ahora se hace frente a las pantallas de los celulares o las tablets. ¿Se afecta la salud?

Al despertarte, al dormirte, mientras vas al trabajo, durante la comida, cuando caminas, mientras ves televisión y antes de dormir miras el celular, esto, se convirtió en una salida de la realidad para muchos y para otros una extensión de su cuerpo, afectando de una u otra forma, las relaciones interpersonales y la salud mental.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística, el 96 % de las familias cuentan con mínimo un teléfono celular y el 77 % de las personas que acceden a internet lo hacen a través de este dispositivo.

Basta con ver como en una reunión de amigos nadie se despega de su celular, mientras se estudia se mira constantemente y hasta cuando se come en familia las personas se alienan en sus móviles, ya casi no comparten, ni saben cómo les fue a los demás en su día. 

La problemática que se genera en torno al uso de estos dispositivos inicia cuando para algunos individuos este aparato se convierte en algo indispensable en sus vidas, de allí surge según la EPS Sanitas “un nuevo elenco de trastornos”.

En el momento en el que comiences a presentar ansiedad porque no tienes tu celular a la mano, ya sea porque se te descargó, lo dejaste en casa, entre otros, te darás cuenta de que te volviste dependiente de él, a tal punto de estresarte o estar malhumorado. 

Puede interesarteApago mi celular durante un día y otros 12 consejos para hacer una ‘detox’ digital

Además, uno de los momentos menos recomendables para utilizar el celular es mientras se está comiendo, pues según un estudio realizado por la  Universidad de Kioto a 213 estudiantes japonesas entre 18 y 20 años muestra que las que comían mirando el móvil aumentaron de peso tres kilos. La razón de esta subida de peso es que estar mirando el celular desconcentra al cerebro y hace que no funcione efectivamente en la función saciante que hace que dejemos de comer.

Así mismo, para los expertos de la salud, los individuos que sienten miedo a estar sin celular o a desconectarse de cualquier dispositivo móvil con internet padecen de: Nomofobia. 

¿Cómo identificar si tienes Nomofobia?

A pesar de que esta fobia no ha sido calificada oficialmente como una patología o un trastorno del comportamiento, sí es claro que nace a raíz de la adicción, de un uso desmedido del teléfono inteligente, a tal punto de aislarse socialmente. 

Si en algún momento del día por alguna razón en particular no tienes tu celular durante un periodo de tiempo y comienzas a tener dolores de cabeza y estómago, nerviosismo, sudoración, taquicardias, ansiedad de querer utilizar el móvil, ataques de pánico, estrés, mal humor o pensamientos obsesivos, es probable que padezcas esta fobia. 

Te invitamos a leer: ¿Cómo identificar si sufres de Nomofobia, la adicción al celular?

Puedes reconocer fácilmente a un nomofóbico porque:

  • Mira constantemente su móvil para ver si ha recibido algún mensaje.
  • Roba horas al sueño para sumergirse en las redes sociales.
  • No quiere ir a ningún sitio en el que no haya cobertura de internet o datos móviles.
  • No apaga el celular en ningún momento.
  • Siempre está pendiente de localizar un enchufe que le permita recargar la batería.

Tips para reducir la nomofobia

La desintoxicación del celular es unos de los consejos más recomendados por médicos y especialistas, como el director del Colectivo de recuperación integral en adicciones y resocialización de conductas, Raúl Ortiz, quien recomienda que el proceso sea progresivo. Durante este, se debe comenzar a pensar el teléfono como una herramienta y no como un instrumento de evasión de la realidad.

Si tienes esta adicción, algunas acciones pueden ayudarte en tu día a día para que mejores:

  • Guarda el dispositivo cuando te reúnas con otros y cuando estés solos
  • Apágalo
  • Elimina algunas aplicaciones
  • Enciéndelo cada día un poco más tarde
  • Olvida el cargador de vez en cuando.
  • Silencia las notificaciones
  • Evita llevarlo al baño

Por otro lado, existe otra patología psicológica relacionada con este tipo de comportamientos denominada FOMO, por sus siglas en inglés que significan: fear of missing out (miedo a perderse algo), específicamente de las redes sociales. 

Aprende sobre otro tipo de adicción: ¿Cómo controlar la tentación (y la adicción) a las series de Netflix o Amazon Prime?

Este miedo surge por no poder enterarse en tiempo real de la vida de las demás personas o por no relatar de forma inmediata lo que está viviendo esa persona, ya sea con videos, fotos o mensajes por medio de redes sociales como Instagram, Facebook y Twitter. Es decir que una persona que consulta compulsivamente las redes para ver lo que sucede en su entorno con miedo a ser excluida de algo importante padece de FOMO. 

Consejos para prevenir el FOMO

La preocupación debe surgir en el momento en que se comience a dar un mal uso a las nuevas tecnologías que generan dependencia, por eso si has sufrido de esta patología o sabes de alguien que la haya padecido, estas son algunas recomendaciones de la revista de salud y bienestar Webconsultas, para prevenirla o contrarrestarla:

  • Limita el tiempo de conexión diaria: establece un tiempo máximo cada día entre 10 y 15 minutos para acceder a las redes y responder mensajes.
  • Dosifica tu presencia en las redes
  • Planifica tu ocio: descansa, comparte tiempo de calidad con tu familia y amigos, haz ejercicio o realiza tu hobbie favorito.
  • Reflexiona sobre tu vida: al estar tan inmerso en las redes sociales y al hacer múltiples comparaciones con otras personas puede ser porque algo en ti no está bien, por lo que puedes analizar qué es lo que no está funcionando para cambiarlo.

¿Te ha resultado útil esta información?
2
0
2 votes with an average rating of 1.
call

Llama al 3330333126

Escríbenos por Whatsapp

add