Cuidado propio

¿Cuáles son y en qué consisten los distintos tipos de autoestima?

Autoestima tipos
Redacción PQEB
Redacción PQEB

Redactor

Algunos de los análisis sobre la categoría de la "autoestima" han sugerido una clasificación por tipos o grados. Te hablamos a continuación de una de las más conocidas.

¿Existen distintos tipos de autoestima?

La autoestima se refiere, en líneas generales, a la valoración individual que cada quien tiene de sí mismo. Sin embargo esta definición tiene importantes matices que deben tenerse en cuenta a la hora de comprender mejor las causas de la formación de nuestra autoestima. Para eso, te recomendamos leer nuestra entrada Autoestima, ¿qué es y para qué sirve? 

Ahora bien, la autoestima ha sido abordada por distintos autores que han planteado clasificaciones que permiten distinguir entre algunos tipos o grados de autoestima. A continuación te contamos una de estas aproximaciones.

Clasificación de Hornstein, sobre los tipos de autoestima:

  1. Alta – estable:
    Corresponde a un grado de autoestima fuerte o elevada, que describe a una persona a quien parece afectarle poco el entorno de forma negativa. La capacidad para sustentar y defender su visión de mundo suele presentarse de manera tranquila, lo cual ayuda a solventar la vida de manera estable en el tiempo, sin derrumbarse.
     
  2. Alta - inestable:
    Correspondería a un grado de autoestima que, si bien es alto, parece no perdurar tanto en el tiempo. Esto, porque las personas con este nivel de autoestima parecen carecer de los mecanismos necesarios para enfrentar ambientes o entornos de gran presión o estrés y suelen desestabilizarse. La inflexibilidad y el autoritarismo pueden ser conductas características en este tipo de autoestima.
     
  3. Estable - baja:
    Corresponde a un grado de autoestima débil o bajo que conlleva una constante infravaloración propia y una desconfianza frecuente hacia la imposibilidad de realizar alguna tarea. La indecisión, el temor al fracaso, o la indefensión de los puntos de vista son constantes en este tipo de autoestima.
     
  4. Inestable - baja:
    Como la anterior, la infravaloración propia es frecuente, pero no constante en el tiempo. Por lo cual, ser excesivamente sensibles a factores externos o influenciables son dos características propias de esta clasificación. Evitar todo tipo de confrontación es común en estos casos, incluso cuando se está en una situación de vulnerabilidad.
     
  5. Inflamada o inflada: la conocida superioridad es una de las características que parece más claras en esta clasificación. La completa ausencia del sentido autocrítico y la imposibilidad de asumir responsabilidades son algunas de las conductas comunes en este tipo de autoestima.

Puede interesarte: ¿Qué podemos hacer para mejorar nuestra autoestima? Cinco pasos para comprendernos y valorarnos

Las anteriores son, a grandes rasgos, las clasificaciones que propone el médico psicoanalista y psiquiatra argentino, Luis Hornstein. Sin embargo, es importante recordar que, la llamada “autoestima”, es un fenómeno dinámico y, por lo tanto, durante el transcurso de nuestra vida, puede presentarse uno o varios tipos, según vayamos cambiando y creciendo. En ese sentido, no se trata de que solo una de estas categorías sea represente un estado deseable. Por el contrario, se piensa que a lo que se debe aspirar para llevar una vida mental saludable es en conseguir una autoestima equilibrada entre estas cinco aristas del fenómeno. 

También te recomendamos: La importancia de la inteligencia emocional en nuestras relaciones: cuatro claves para mejorarla

¿Cómo está tu autoestima? Te invitamos a realizar nuestro test haciendo clic aquí para que la entiendas y conozcas mejor.

 

¿Te ha resultado útil esta información?
3
0
3 votes with an average rating of 1.
call

Llama al 330333588

Escríbenos por Whatsapp

add