Resolución de conflictos

Cuatro consejos para evitar los conflictos familiares en el fin de año

Evitar conflictos navidad

Estas son algunas recomendaciones que queremos hacerte para evitar los conflictos o tensiones familiares durante las épocas navideñas.

Los conflictos pueden surgir en esta época

Como mencionamos en nuestro artículo Fin de año: la importancia de cuidad nuestra salud mental en épocas navideña, donde explicamos que estas épocas no solo son de celebraciones, sino que también suelen ocurrir discusiones y tenciones, en especial, con la familia. 

También te recomendamos: Seis recomendaciones para cuidar nuestra salud emocional en Navidad

Cuatro consejos para evitar los conflictos en Navidad

A continuación, te damos algunas recomendaciones para evitar los conflictos o las tensiones familiares en esta época en la que es frecuente reunirnos para compartir las festividades de fin de año.

  1. No a los temas incómodos: si lo que deseamos es no causar conflictos o peleas en el interior de nuestras familias, lo mejor será no abordar temas que puedan herir susceptibilidades o generar discusiones eufóricas. Entre esos temas suelen estar la política actual, las discusiones religiosas, e incluso retomar discusiones o disgustos pasados. Intentar pasar por alto esos temas y concentrarnos en otros más amables y menos espinosos será de gran ayuda para alejarse de los enfrentamientos o discusiones.
     
  2. No a las divisiones: por lo general, durante la Navidad y el fin de año nos reunimos con familia y amigos para compartir, por lo cual tener o crear grupos de oposición no es una buena idea, en especial si no queremos roces o tensiones. Las divisiones en épocas de gran familiaridad no son algo extraño, pero sí algo que podemos evitar o incluso mediar para que nuestras familias puedan reconciliarse de rencillas pasadas.
     
  3. Planifica: dado que es posible que queramos o debamos compartir en distintos eventos o reuniones, es importante planificar estas fiestas y organizar nuestros tiempo para no sobrecargarnos, quedar mal con quienes nos hemos comprometido o causar algún conflicto en nuestro núcleo familiar por afanes o falta de previsión.
     
  4. Trabajo colaborativo: cuando las reuniones familiares surgen, siempre es bueno que los trabajos, las comidas, las preparaciones y demás sean llevadas a cabo por todos los miembros de la familia, sin sobrecargar a nadie. Las situaciones machistas también deben evitarse, en especial, cuando las tareas hogareñas siguen siendo desproporcionadas entre géneros

También puedes leer: ¿Por qué el baile es una buena herramienta para gestionar el estrés y la ansiedad?

 

 

¿Te ha resultado útil esta información?
4
0
4 votes with an average rating of 1.
call

Llama al 3330333588

Escríbenos por Whatsapp

add