violencia
Violencias basadas en género

Digo no a la discriminación

Recomendaciones para acabar con la discriminación de género

Seguramente has escuchado la expresión “estar en el clóset”.

Es común y se usa para hacer referencia a quienes tienen una orientación sexual distinta a la heterosexual y que por distintos motivos no quieren declarar o expresar públicamente su homosexualidad. 

Y es que asumir que tienes una orientación sexual diversa no siempre es fácil: genera ansiedad, incertidumbre y sobretodo, miedo al rechazo. Sentimientos se explican cuando reconoces que históricamente, las personas que viven su sexualidad fuera de la norma heterosexual, han sido injustamente rechazadas, señaladas y violentadas. 

¿Qué pasa si además de estar en aislamiento, también estás en el clóset? ¿Cómo reconocer las múltiples violencias a las que estás expuesto? Hablamos con Alba Reyes, fundadora y directora de la Fundación Sergio Urrego, entidad no gubernamental y sin ánimo de lucro que trabaja en la prevención de la discriminación y del suicidio en jóvenes LGBT.

¿A qué violencias están expuestas las personas LGBT en un contexto de confinamiento?

Son múltiples los escenarios de violencia a los que están expuestas las personas LGBT, y no solo en momentos de aislamiento, la discriminación en razón de las orientaciones sexuales y las identidades de género diversas ha marcado gran parte de la historia. Sin embargo, hemos podido percibir que en este contexto, la salud mental se ha visto fuertemente afectada. Estar en aislamiento propicia escenarios de confrontación entre las personas que no han expresado públicamente su orientación sexual y sus familiares que no aceptan posibilidades distintas a la heterosexualidad. 

Esto conlleva a que se presenten, también, agresiones verbales e incluso físicas. En lo que llevamos de cuarentena, a través de la fundación hemos conocido casos de padres, que al enterarse de que sus hijos son homosexuales, los han echado de sus casas. 

¿Cuáles son las consecuencias de ser víctima de discriminación?

La discriminación impacta de manera directa el bienestar físico, mental y emocional de quien la padece: depresión, ansiedad, estrés, consumo de alcohol o sustancias psicoactivas, deseos de lastimarse o incluso de quitarse la vida pueden aparecer. 

Aquí vale la pena señalar que la discriminación en nuestra sociedad no solo se relaciona a la diversidad sexual, no. A diario, muchos son rechazados por su apariencia física, por su raza, por su condición de discapacidad.

Para las personas LGBT en confinamiento: ¿Qué recomendación les daría?

Primero que todo decirles que “estar en el clóset” es un derecho. La orientación sexual pertenece a nuestra vida privada y cada persona debe tener el poder de decidir cuándo y a quién contarle. No hay un momento indicado, son elecciones personales que no deben ser forzadas de ninguna manera.

Cuando una persona empieza a ser consciente de que su orientación sexual es diferente a la heterosexual se enfrenta a muchos miedos e inseguridades. Quisiera decirles que no hay nada de malo en ser gay, lesbiana, bisexual o trans. Por favor, sean fuertes y no le teman a vivir.

Recomendaciones para sus familiares…

Hay que buscar las formas de fortalecer la comunicación con cada uno de los integrantes de nuestra familia. No hay estrategia más ganadora que el reencontrarnos con nuestros hijos, el aprender a conocerlos.

Sé que la sociedad nos ha estipulado, bajo líneas muy marcadas, lo que se supone que es normal por lo que cambiar de paradigmas y formas de pensar no es fácil, requiere de voluntad e información adecuada. Tener una orientación sexual o identidad de género diversa está bien, es normal. 

Si estás siendo víctima de algún tipo de violencia en casa, llámanos o escríbenos. Podemos ayudarte.

¿Te ha resultado útil esta información?
3
1
4 votes with an average rating of 1.3.
call

Llama al 3330333126

Escríbenos por Whatsapp

add