Cuidado propio

Guía básica de tipos de terapia (parte IX): terapia dialéctica-conductual

Dialéctica conductual

La terapia dialectica-conductual es una de las terapias más completas de la llamada "tercera generación" de los modelos conductuales. A continuación te contamos algunas de sus características y prácticas.

El enfoque dialéctico

Es un modelo formulado a mediados de la década de los ochenta especialmente para el tratamiento de pacientes diagnosticados de trastorno límite de la personalidad. Esta terapia considera algunos principios del modelo “cognitivo-conductual”, pero reformula la relación entre terapeuta-paciente gracias a que considera de que el paciente mismo es parte activa de la terapia y que el terapeuta, eventualmente, se constituye y ocupa el rol del paciente y viceversa (de ahí el nombre “dialéctica”).

De hecho, Marsha Linehan, pionera de este modelo, fue diagnosticada por trastorno límite de la personalidad.

Te recomendamos: Tipos de terapia (parte I): psicoanalítica y psicodinámica

El modelo de balance, donde el terapeuta y el paciente comparten tanto la aceptación de la problemática como una necesidad de cambio, surge como la contraparte a las terapias que implementan un modelo que supone que los resultados favorables solo dependen del paciente y que son sus cambios de conducta los que determinan el éxito de la terapia. En este modelo, el principio de que lo que fracasa es la terapia y no el paciente invierte el sentido terapéutico conductual clásico o de aceptación y compromiso, e implica también la aceptación y cambio eventual en el tipo de terapia por parte del especialista tratante.

Práctica terapéutica

Aunque existen varios presupuestos y principios en este tipo de terapia, uno de los más relevantes tiene que ver con el ambiente invalidante en el cual se desarrolla y vive la persona tratada. Si bien, la persona ha sido invalidada de manera general por el entorno social normativo, el espacio de la terapia no debe funcionar de la misma manera, por lo tanto, la terapia positiva o intrusiva (al modo de las terapias psicoanalíticas clásicas) no tiene demasiado sentido para este caso. 

También puedes leer: Tipos de terapia (parte III): humanista

La práctica terapéutica está ampliamente documentada e incluye entre sus procedimientos el entrenamiento en habilidades, la psicoterapia individual, la supervisión alternativa del terapeuta y otros numerosos mecanismos. Este tipo de terapia es una de las más amplias y completas en la psicoterapia actual.

También puede interesarte: Guía básica de tipos de terapia (parte VIII): terapia interpersonal

¿Te ha resultado útil esta información?
1
0
1 votes with an average rating of 1.
call

Llama al 3330333588

Escríbenos por Whatsapp

add