Aprendiendo en familia

¿Los niños con muchos regalos tienen baja tolerancia a la frustración?

regalos y emociones en niños
Alejandra Burgos
Alejandra Burgos

Psicóloga clínica

Una experta nos responde, pero además, brinda una serie de consejos útiles para tener presente frente a un caso positivo o negativo que generan los regalos en los niños.

¿Por qué se considera que entre más regalos recibe un niño más feliz es?

Los regalos son considerados culturalmente como una manifestación de afecto hacia los niños, es una manera de expresar emocionalmente afectos positivos como el amor, el cariño o la gratitud. Este momento no solamente contiene la intención del padre o madre que entrega sino la expresión recíproca de alegría en el niño que recibe, motivo por el cual se considera que es un momento que genera felicidad y afianza los vínculos en esta relación.

Sin embargo, cuando la exposición de regalos aumenta en frecuencia o en cantidad, la intención inicial puede generar alteraciones conductuales y emocionales en los niños. En este sentido la felicidad que genera el regalo depende en gran medida de la intención; el tipo de regalo, la frecuencia y la cantidad que el niño recibe.

¿Cuál es el efecto positivo? 

Cuando los obsequios se entregan de manera adecuada en frecuencia, tipo y cantidad, puede generar aspectos positivos como el afianzamiento de los vínculos familiares o afectivos, la expresión de emociones al interior de la familia y aprendizaje de la generosidad. También permite el refuerzo de algunos comportamientos o logros.

¿Cuál es el efecto negativo?

El efecto negativo del exceso de regalos más recurrente es el desarrollo de baja tolerancia a la frustración; es decir, un niño al que se le otorgan muchos regalos no desarrolla una percepción adecuada del esfuerzo que necesita para obtener estos obsequios, considerando que puede recibir todo lo que desea siempre sin ningún esfuerzo a cambio. Bajos niveles de tolerancia a la frustración se asocia al desarrollo de trastornos ansiosos en otras etapas del ciclo vital.

Otro de los efectos negativos consiste en la sobreestimulación, es decir, que la exposición a tantos juguetes no le permite concentrarse de manera puntual en uno, lo que se traduce en una falta de interés generalizado por la mayoría de sus regalos.

Finalmente, cuando el exceso de regalos no viene acompañado por el tiempo de sus padres para utilizarlos, el niño puede experimentar una desconexión emocional no solo con los obsequios sino con sus padres, manifestando necesidades de atención más intensas.

¿Con los regalos físicos se puede “pretender” suplir alguna necesidad emocional que tenga el niño?

Los regalos físicos no suplen las necesidades emocionales de los niños. Las necesidades emocionales se resuelven a través de los vínculos afectivos con los padres; las necesidades emocionales se resuelven con atención emocional.

¿Qué es y cómo se puede desarrollar el “Síndrome del pequeño emperador”?

El síndrome del emperador, también llamado Síndrome del niño rey o del pequeño tirano, hace referencia a un trastorno de la conducta en niños y adolescentes quienes manifiestan dominio sobre sus padres a partir violencia física o psicológica. Como características generales en estos niños puede observarse, baja tolerancia a la frustración, pocas estrategias de gestión emocional, poca empatía y baja autoestima.

Suele desarrollarse cuando los padres no logran establecer límites desde temprana edad en la conducta de los niños y son altamente complacientes con sus exigencias, sin pedirles algún esfuerzo adicional, es decir, el padre que dice: “si” a todo lo que el niño pide.

¿Qué consejos les brindas a los padres a la hora de dar un regalo?

Algunos de los tips a tener en cuenta para los obsequios a los niños son:

  1. Considerar los esfuerzos del niño durante el año.
  2. Elegir regalos representativos basándose en el principio de “menos cantidad y mayor significado”.
  3. Reforzar verbalmente los motivos por los cuales se entrega el regalo.
  4. Acompañar los regalos con verbalizaciones afectivas y positivas.
  5. Acompañar el regalo con el tiempo suficiente para compartirlo con el niño.

¿Existen juguetes más adecuados según la edad?

  • Durante el primer año de vida: Los regalos ideales son aquellos que permiten estimular los sentidos de los niños, tales como: sonajeros, figuras con texturas, con colores llamativos, que sean duraderos y que ellos puedan pasar por todos sus sentidos sin sufrir alguna lesión, además, se pueden empezar a introducir hábitos alimenticios a través del regalo con piezas de comida, platos, cucharas, entre otras.
  • De 1 a 3 años: Juegos para ayudar a desarrollar su creatividad como cuentos, kit de pintura, libros para colorear, juegos de desarrollo físico como pelotas, patines, entre otros.
  • De 4 a 6 años: Elementos de creación más complejos como: instrumentos musicales, rotuladores, plastilina, legos.
  • De 6 a 10 años: Es una etapa con mucha energía y un poco más de autonomía, por esta razón, los juegos involucran la inversión de energía e imaginación y los artículos deportivos de su interés pueden ser provechosos.
  • Pre-adolescentes y adolescentes: Esta edad está caracterizada por mayores niveles de consciencia sobre los propios gustos e intereses, es aquí cuando ya los hijos empiezan a manifestar gustos particulares sobre los regalos. Sin embargo, es necesario dar prioridad a artículos necesarios como la ropa o implementos para desarrollar algún hobby en particular.

Tips o consejos para explicarle a los niños que quizá esta Navidad no recibirán regalos o en la misma cantidad que antes:

Algunas estrategias para explicar el tipo y la cantidad de regalos que se recibirán pueden ser:

  1. Escoger regalos esenciales que suplan necesidades puntuales de los niños.
  2. Abrir los canales de comunicación explicando los motivos que han generado este cambio.
  3. Compartir tiempo con los niños para disfrutar estos regalos.
  4. Emplear regalos no físicos como el tiempo.

¿Es bueno incentivarlos a compartir sus juguetes?

Incentivar en los niños el acto de compartir sus juguetes implica promover el desarrollo de la empatía y la generosidad. De esta manera, el niño empieza a comprender la importancia o la posibilidad de compartir las recompensas por los esfuerzos.

¿Recibir un regalo significa que se tiene que dar uno a cambio?

El concepto de regalo u obsequio refiere al acto de dar sin esperar nada a cambio. Si el niño aprende que cada vez que recibe un regalo debe entregar uno de vuelta, entonces en ocasiones futuras cuando entregue un regalo también esperará uno de vuelta, y esto último no sucede con frecuencia, lo que desata confusión respecto al acto de dar o recibir un obsequio

¿Qué otros regalos se pueden brindar, además de los materiales?

Existen una serie de regalos no materiales tales como:

  • Una experiencia (cocinar algo diferente, un paseo, una entrada a ver una película)
  • Unas vacaciones en familia
  • Una mascota
  • Actos de creación como una canción, un poema o un dibujo

¿Te ha resultado útil esta información?
5
0
5 votes with an average rating of 1.
call

Llama al 3330333588

Escríbenos por Whatsapp

add