Cuidado propio

Ocho consejos que debes tener en cuenta a la hora de gestionar tus emociones

Gestionar emociones
Johana Ortiz
Johana Ortiz

Psicóloga clínica

Una buena gestión emocional favorece una mejor adaptación a diferentes situaciones de la vida cotidiana, mejora las relaciones familiares, sociales y de pareja y ayuda a una mejor salud física.

Tener un buen manejo emocional nos ayuda a evaluar la manera como debemos afrontar las situaciones que nos generen malestar, puesto que no tener control sobre nuestras emociones y las conductas que conllevan podría traernos consecuencias de las cuales arrepentirnos en el futuro.

Algunas señales para identificar la falta de control

  • Cuando las acciones y/o comportamientos que tenemos frente a determinada emoción dan lugar a consecuencias completamente evitables
  • Cuando nuestras emociones empiezan a presentar consecuencias desfavorables en diferentes áreas de la vida cotidiana, como la laborar, escolar, familiar, relacional.

¿Qué dificulta regular las emociones?

Por lo general, brindar poca atención a los cambios fisiológicos o las señales que emite tu cuerpo para decirte que una emoción está a punto de presentarse o no identificar a tiempo las causas de dichas emociones.

Tips para una mejor gestión de las emociones

  1. Tomar una pausa de tus actividades
  2. Respirar profundo ante una sorpresa o incomodidad 
  3. Evaluar, preferiblemente en calma, la situación que se esta presentando
  4. Reconocer que emoción estás sintiendo (tristeza, enojo, miedo, felicidad, sorpresa, desagrado)
  5. Recordar de que manera sueles responder ante este tipo de situaciones y sus consecuencias 
  6. Evaluar si esta respuesta dará una solución a la situación que se está presentando. De lo contrario, evaluar otras posibles soluciones 
  7. Tomar una decisión que te lleve hacia lo que es importante para ti y pueda dar solución a la situación que te está generando malestar
  8. Actuar frente a la decisión más pertinente 

Puede interesarte: Nueve recomendaciones para superar el miedo y la tristeza: gestiona las emociones

Veamos un ejemplo...

Situación: Andrea, estaba almorzando con sus compañeras y Juan pasó rápidamente, sin percatarse de que había arrojado al suelo el almuerzo de Andrea. 

Ana, su compañera, entiende que Andrea aún no sabe reconocer sus emociones, decide validarla e inicia preguntándole ¿Qué emoción estas sintiendo? Andrea la observa un poco desconcertada porque espera que ella sepa lo que siente, muy probablemente la mayoría de nosotros nos sentiríamos enojados, pero Andrea responde: Tengo tristeza… 

Ana entonces prosigue ¿Por qué crees que te sientes así? A lo que Andrea en medio de su emoción, y con palabras entrecortadas debido a la presión en la garganta, le comenta a Ana, ese almuerzo lo hizo mi padre, el pocas veces cocina y cuando lo hace a todos en casa nos gusta, no le pude dar ni un bocado, apenas lo puse sobre la mesa…

Entonces Ana comprende que no es cualquier almuerzo y que para Andrea ese almuerzo en especial tenia un valor adicional, quien lo preparo… 

Finalmente Ana, le comenta a Andrea: “Entiendo que esta situación, donde Juan accidentalmente tiro tu almuerzo al piso, te genera una emoción de tristeza, y esto es completamente válido. Si una persona importante para mí preparara mi almuerzo y ocurriera algo similar, me sentiría igual. Cuéntame, ¿qué podríamos hacer para solucionarlo?” 

¿Cómo ayudar a una persona que no controla sus emociones?

Para una persona que no tenga un buen control emocional es bueno recibir ayuda a la hora de hacer el reconocimiento emocional, a través de un proceso de validación emocional, teniendo en cuenta estas tres preguntas básicas:

  1. ¿Qué emoción estas sintiendo? – Recuerda que todas las situaciones a las que estamos expuestos nos generan una emoción y es importante poder hacer este reconocimiento emocional. 
  2. ¿Por qué te sientes así? – Puede que para ti, esa situación que se presentó no genere la misma emoción, por eso es importante reconocer los motivos que llevan a esta persona que se sienta de esa manera.
  3. ¿Qué podría hacer para solucionarlo? – Es valioso ayudar a que la persona busque soluciones ante su emoción y a que se centre en el momento presente. No olvidar hacer un recuento de la situación que se presentó, la emoción que generó y el motivo por el cual esta emoción se manifestó, para dar una posible solución.

¿Cómo superar la tristeza? Diez claves para aliviarla

¿Por qué es importante controlar las emociones?

Muy probablemente si en el ejemplo anterior Ana no hubiese estado cerca, y la emoción de Andrea no hubiese sido tristeza sino enojo, la respuesta podría haber sido un grito a Juan, o alguna otra agresión mayor. Si evaluamos las consecuencias de estas posibles respuestas, Andrea quizá se hubiese quedado sin trabajo o enfrentado una expulsión del colegio. Adicionalmente, podríamos imaginar que, habiendo visto sus reacciones, pocos querrían pasar tiempo de calidad con ella, etc. Esto permite ver, de manera sencilla, la importancia de tener una adecuada gestión de las emociones.

¿Te ha resultado útil esta información?
3
0
3 votes with an average rating of 1.
call

Llama al 330333588

Escríbenos por Whatsapp

add