Cuidado propio

Productividad: ¿hacer muchas cosas o hacerlas bien?

Productividad

La noción de productividad es aplicable tanto a nuestra vida personal como a la académica o laboral. Las exigenciasen todas estas áreas parecen obligarnos a optimizar nuestros tiempos, pero ¿realmente estamos siendo productivos?

¿Qué entendemos por "productividad"?

La productividad es un concepto que usualmente asociamos con la cantidad de tareas que realizamos durante un tiempo determinado, pero esta definición parece insuficiente, puesto que la productividad no está relacionada únicamente con la cantidad sino también con la calidad en las tareas realizadas.

Según un artículo de Amanda Ruggeri, publicado por la BBC de Londres con el títuloThe compelling case for working a lot less, para ser más productivo, hay que hacer menos.

También puede interesarte: Cinco recomendaciones saludables para enfrentar el estrés

Suena curioso, pero las razones que explica la autora de la publicación cobran sentido si consideramos dos aspectos importantes:

  • Llenarnos de tareas es improductivo: es común que pensemos que si asumimos más y más tareas, seremos más productivos, pero no es así. Según la autora, está demostrado que la actividad incesante es lo contrario a ser productivo. Trabajar sin descanso puede devenir en una gran cantidad de estrés, monotonía, ausencia de propósito y, en consecuencia, abandono de las metas que nos trazamos.
     
  • La mente como los músculos: citando a Josh Davis, la autora explica que el esfuerzo mental que implica el trabajo es equiparable con hacer ejercicio. Hacer 10.000 repeticiones en pesas es imposible y perjudical, tal y como lo son las tareas excesivas. El llamado es a entender que no somos computadores inagotables.

Por lo tanto, la sobre carga de tareas no es una buena práctica ni ayuda a la productividad. En cambio, el descanso, la organización y la gestión del tiempo son buenos aliados. 

Algunas prácticas recomendadas

Es claro que el mundo se mueve a una velocidad frenética, que nuestro trabajo, nuestra familia, nuestras propias metas suelen exigirnos gran esfuerzo y actividad, pero es importante considerar hacer una pausa e implementar estrategias para gestionar nuestra productividad en relación con la calidad de lo que hacemos y, claro, de nuestra salud mental y física.

  1. Descanso: parece extraño, pero la clave para ser óptimos y no “quemarnos” en nuestras actividades es descansar bien. Dormir un tiempo adecuado (7 a 8 horas), tomar pausas de las actividades, estirar y ejercitas los músculos es imprescindible.
     
  2. Planeación: la organización del tiempo que ocuparemos en las actividades a realizar nos permiten ser más eficientes y, por lo tanto, hacer mejor nuestro trabajo. Planear las jornadas con cronogramas, metas, tiempos estimados, recursos para realizar es de gran ayuda en este aspecto.
     
  3. Una cosa a la vez: la organización, la planeación y el desarrollo muchas veces se ven afectados por la necesidad de realizar múltiples tareas. Hacer una cosa a la vez permite concentrarnos y, por lo tanto, cumplir con nuestros objetivos. 
     
  4. Aprender a decir que no: admitir desmedidamente impide que seamos productivos (en cualquiera de nuestros entornos). Poner límites en los trabajos a realizar es necesario y saludable.

Puedes leer: Cinco recomendaciones saludables para enfrentar el estrés

¿Te ha resultado útil esta información?
2
0
2 votes with an average rating of 1.
call

Llama al 3330333588

Escríbenos por Whatsapp

add