Violencias basadas en género

Regreso presencial a clases: ¿cómo ayudar a un niño que sufre de Bullying?

regreso presencial al colegio

Cifras de la UNESCO revelan que el 32% de los niños y el 28% de las niñas sufren de acoso escolar en el mundo. ¿Cómo cambiar esas cifras? Una experta nos cuenta.

Con el regreso a clases presenciales en diferentes colegios del país, la emoción de ir normalizando las dinámicas de estudio es muy latente, apero también, la preocupación de regresar a ser víctimas de acoso, matoneo escolar o, como se conoce popularmente, bullying.

Tristemente es la realidad, pues de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), la tercera parte de los niños en el mundo sufre de acoso escolar. Los casos aumentan entre quinto y noveno grado y la prevalencia en niños es del 32 %, mientras que en las niñas es del 28 %.

Te puede interesar: Seis consejos que destacó Shakira para ayudar a un amigo que podría estar en riesgo de violencia y abuso

No importa si el medio es físico o virtual, el bullying, es una problemática que ha afectado a muchas generaciones, tanto en las aulas de clase como fuera de ellas y en otros escenarios impactando la salud mental y, en algunas ocasiones, física de las víctimas, sus familias y todo el entorno escolar.

Por esa razón, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), informó que los niños expresan temor de volver a las aulas de clase.

Para entender un poco más sobre el bullying, ¿cómo identificarlo y manejarlo en familia o en el colegio? hablamos con Natalia Cárdenas, Psicóloga Universidad CES y vocera de la campaña #BullyingPorLoving de Nosotras.

PQEB: ¿Qué es y cómo se genera?

NCBullying es una palabra en inglés que puede significar intimidando o molestando, se ha establecido entonces llamarlo: intimidación escolar. Se considera bullying cuando existe:

  • Intencionalidad, es decir, que el intimidante quiera realmente hacer sentir mal a otro.
  • Sistematicidad, que pase todos los días, que haya patrones de repetición identificados y que no sea cuestión de una o dos veces.
  • Desbalance de poder, siempre habrá uno que se considera más poderoso o vulnerable que el otro. 
  • Que sea entre pares, que estén en la misma etapa escolar. Cuando hablamos de estudiantes que acosan a docentes o viceversa no tenemos un caso de intimidación escolar porque este siempre debe ser entre pares.

PQEB: ¿Qué produce el bullying en los niños?

NC: Las consecuencias son muchas, depresión, ansiedad, estrés postraumático, dificultad para relacionarse, agresividad, incluso pensamientos de suicidio.

Si hablamos de aspectos físicos, también encontramos dolores de cabeza, alergias, dolores de estómago, trastornos del sueño y enuresis, que si no se tratan adecuadamente pueden durar años.

Se ha evidenciado que en personas adultas, que pasaron por alguna situación similar cuando estaban pequeños, se mantiene un recuerdo perfecto de quién les hacía daño y cómo los intimidaban, entonces es un fenómeno que puede dejar huella.  

¿Sabías que la violencia comienza con las palabras?

PQEB: ¿Cómo puede identificarlo un niño/a?

NC: No hay un manual o carta que asegure o especifique el por qué se da. Hay muchos factores que influyen como el contexto del niño que es intimidado o del niño que intimida, el clima escolar, las distintas situaciones por las que un niño podría estar pasando que lo hacen sentir o ver vulnerable.

Se podría hablar de señales que indican cuando se presenta intimidación o acoso escolar, pero pueden haber muchas variables, por eso, no se puede generalizar porque cada caso es diferente. Por ejemplo, el niño que está intimidando en la escuela puede estar pasando por un momento complejo en su hogar o ve ciertos comportamientos en casa que hace que actúe de tal manera con los demás. Esto es muy importante hablar de señales y no de causas.

PQEB: ¿Existen tipos de bullying?

NC: Los tipos de bullying que podríamos identificar son varios, pero en estos escenarios sería el bullying y el Cyberbullying o ciberacoso, un fenómeno que ha cogido fuerza por el mal uso, la inmersión a temprana edad en internet, la ausencia de límites por parte de los adultos y las ganas de llamar la atención de los jóvenes.

Se evidencia la intimidación en la divulgación de información personal o falsa, por medio de las tecnologías de la comunicación, con el propósito de herir al otro. El uso de los medios digitales se ha distorsionado para realizar este tipo de violencia escolar.

Puedes leer: Seis ‘tips’ para prevenir el ciberacoso

PQEB: ¿Qué señales pueden alertar de un posible caso de bullying a un hijo/a o familiar? 

NC: Las señales varían y es por esto que, tanto los docentes como los padres deben notar los siguientes cambios: marcas en el cuerpo, pérdida de objetos escolares, llegar con mucha hambre a sus casas porque algo pudo pasar con su hora de descanso, bajo rendimiento académico, cambio repentino en la personalidad, dificultades para socializar con otras personas o manifestar desinterés para ir a clases. 

PQEB: Si algún niño/a expresa que está sufriendo de bullying, ¿qué debe hacerse para ayudarlo y frenar la situación? 

NC: Luego de detectar si hay un posible caso de acoso escolar es necesario presentar ante las directivas la situación con el ánimo de atenderla de una manera oportuna e inmediata para que no haya reincidencia y puedan avisar a los padres de familia. Seguido a esto es necesario entrevistar a todas las partes que hacen parte de la situación, lo que permitirá tomar las medidas correspondientes y posteriormente hacer seguimiento de que se estén ejecutando adecuadamente.

PQEB: ¿Si hay un caso de problemas emocionales fuertes como repercusión, qué debe hacerse? 

NC: Cuando se tiene persistencia de un niño que evidencia estas conductas, después de varias intervenciones, entonces se debe abordar de la mejor forma donde estén sus cuidadores, un docente comprometido que conozca a su estudiante, una familia que lo apoye y entienda.

Analizar en conjunto cuáles son los factores que pueden estar influyendo en esto es clave, a veces los niños reflejan lo que viven en sus casas, ellos pueden expresar todo lo que ven y experimentan en sus hogares.

¿Qué tipos de violencia existen?

En este caso, se debe hacer una intervención para poder llegar a los causantes del por qué ese comportamiento y tratar de encontrar una solución donde todos participen.

Desde casa es importante fortalecer la seguridad en los niños, validar sus emociones y generar espacios para el diálogo, que ellos sientan confianza en sí mismos y crean en su poder interior. Sin embargo, si se trata de un problema emocional recurrente y fuerte, es necesario contar con el apoyo de psicólogos o profesionales que lo ayuden a manejar la situación a tiempo. 

PQEB: ¿Es un trabajo que se hace colectivamente entre los papás y la institución educativa?

NC: Así debe ser. Es un trabajo que se debe realizar en conjunto para poder tratar el tema desde los diferentes frentes. #BullyingPorLoving resalta la importancia de empoderar positivamente a las nuevas generaciones y brindarles las herramientas para que crezcan en espacios seguros sumando esfuerzos todos los actores que se encuentran en el entorno educativo y escolar, para que de esa forma se logre un trabajo en conjunto desde todos los frentes de esta problemática.

Para estar contextualizado: ¿Cómo saber si un niño es víctima de abuso?

PQEB: ¿Qué herramientas deben inculcarse a los hijos/hijas para que sepan cómo ayudar a algún amigo/compañero que está sufriendo?

NC: El papel de los niños o jóvenes que son espectadores es fundamental en estas situaciones. Cuando un niño ignora que otro compañero está siendo intimidado, lo que sucede es que la situación de intimidación pierde poder al no ser el centro de atención, lo mismo pasa cuando los espectadores defienden a quien está siendo intimidado.

En cambio cuando los espectadores apoyan o alientan la situación, el intimidador continúa realizando estos actos al sentir que lo apoyan, de esta forma se asegura que quienes dan poder a estas situaciones son los espectadores. 

¿Cómo ser un agente anti bullying en familia?

NC: Cada uno de los padres juega un papel importante en el desarrollo y crecimiento de los jóvenes, por eso, con acciones en casa pueden mejorar y fortalecer sus habilidades sociales. Es indispensable mostrarse como un apoyo para los jóvenes, estar dispuestos y abiertos al diálogo, incentivar las buenas conductas y fomentar la autoestima desde temprana edad. También es importante inculcar valores como la solidaridad, el respeto hacia el otro y a la diferencia.

Cuando un niño es intimidado, es vital que se sienta respaldado, escuchado y apoyado por su familia, ya que así puede comentar la situación con mayor facilidad y evitar que se siga repitiendo. A su vez, los padres deben estar alertas ante los cambios que puedan presentar sus hijos, ya que muchas veces no verbalizan la situación, pero si tienen cambios en su actitud como: pasan más tiempo solos, evitan los espacios sociales, no quieren compartir con sus amigos e incluso quieren dejar de asistir al colegio.

La familia y los entornos protectores pueden trabajar partiendo de tres competencias socioemocionales para evitar la intimidación escolar:

  1. La empatía, que es la capacidad de ponerse en el lugar del otro.
  2. Lograr que los jóvenes sean asertivos, es decir, que digan lo que piensan sin violencia, esta se puede lograr simulando situaciones en casa, donde los niños aprendan a responder ante situaciones de bullying. 
  3. Es importante ayudarlos a construir argumentos de valor que les permita desarrollar un pensamiento crítico. 

¿Cómo pedir ayuda en caso de vivir con mi agresor?

¿Te ha resultado útil esta información?
0
0
No votes have been submitted yet.
call

Llama al 3330333126

Escríbenos por Whatsapp

add