Fortalecer la mente

¿Cómo hacer un détox mental y emocional?

Pasos para hacer un détox mental y emocional

¿Has tenido deseos de resetear tu vida o tu presente? Quizá existe una serie de ejercicios que puedan ayudarte con eso.

El término détox hace referencia a un proceso de desintoxicación de sustancias que son nocivas y provocan un deterioro en el bienestar de una persona. En el caso del détox mental y emocional, significa volver a encontrar un equilibrio para seguir funcionando en las mejores condiciones. 

Al implementarlo se depurarán hábitos, pensamientos y sentimientos que no son sanos para ti y se hace con el fin de mejorar, cambiar o retomar varios aspectos que no te permiten estar en calma.

Te recomendamos: Cinco ejercicios para aprender a liberar tus emociones

Blanca Mery Sánchez, coach especialista en neurociencias y productividad, propone un détox mental de una semana, para que trabajes a diario en los aspectos que te limitan, no permiten librarte de las cargas emocionales, pero; además, para hacer espacio a nuevas ideas. Todo esto con el fin de poder avanzar hacia las metas que quieres lograr a corto o largo plazo.

Cronograma del détox mental:

Lunes: saca tu basura mental

  • Escribe una lista de las palabras que te repites a ti mismo y están bloqueando tu vida.
  • Saca de tu cabeza los pensamientos que te abruman.
  • Observa los patrones de comportamiento que te hacen sentir mal como: procrastinar, rumiar, quejarte, entre otros.
  • Identifica qué clase de pensamientos te están limitando, escríbelos en una hoja y frente a cada uno coloca una alternativa.

Para este ejercicio es necesario que veas objetivamente la forma como tu diálogo interno te limita y cómo el repetirte palabras negativas desgasta tu energía mental.

El ideal es que seas consciente de los pensamientos limitantes, para esto no debes limitarlos, solo observarlos y descubrir cómo te hacen sentir. Posiblemente veas cómo se disuelven y se transforman, eso hace parte de sentirlos. Crucial para el cambio. 

Te puede interesar: 'Journaling', el método que te ayudará a aclarar tu mente y liberar tus sentimientos

Martes: no te creas todo lo que tu mente te dice

Las emociones más difíciles de gestionar son las que generan miedo, preocupación o frustración y parten de pensamientos ansiosos con los cuales la mente intenta prepararte para afrontar retos, pero que al no ser conscientes de estos terminas paralizado o sintiéndote atacado”, explica Sánchez.

En el momento en el que la mente genera preocupación, lo hace porque busca que no olvides algo importante y por esa razón activa la rumiación, creyendo que es productiva. Si en ese momento escribes lo que piensas, le quitas el poder, ya que lo sacaste de tu mente. 

Para esto debes responder:

  • ¿Qué tipo de situaciones detonan en ti la preocupación?
  • ¿Cuál es tu temor más grande
  • Haz una lista de tus preocupaciones.
  • ¿Hay algún tema que sea reiterativo en tu mente y te genere preocupaciones? Por ejemplo, el dinero, tu relación de pareja o tu desempeño laboral. Darte cuenta es importante para dar el siguiente paso.
  • ¿Qué harías si alguno de esos pensamientos que te limitan o afectan se hiciera realidad? ¿Podrías soportarlo? ¿Existiría una forma de superarlo? 

Encontrar respuestas a estas preguntas le permite a tu cerebro encontrar nuevas vías neuronales para superar las dificultades y dejar de sentir que no tienes ningún control.

Miércoles: identifica lo que te da energía o te la quita

Es probable que en tu día a día estés rodeado de “vampiros emocionales” (desgastan o limitan tu energía) o de “personas vitamina” (te hacen sentir capaz y motivado). Es momento de ajustar un poco tu entorno, la recomendación es:

  • Limpia tu teléfono. Borra esos números de personas con las que ya no te contactas, no necesitas o no quieres tener en tu vida.
  • Revisa a quienes sigues y no aportan nada positivo a tu vida. Limpiar las redes sociales es bastante sanador.
  • Elige seguir cuentas que te aporten, diviertan o inspiren.
  • Date de baja de cualquier lista de correos que sean innecesarias y solo te llenen la bandeja de entrada con información basura.
  • Deja de grabar o fotografiar todas las cosas buenas que te pasan, en ocasiones te pierdes el atardecer por intentar tomar la mejor foto.
  • Elige un par de frases que te alegren el día y colócalas a la vista.
  • Envíale un mensaje de agradecimiento a una persona que te haya aportado algo positivo.

Para leer: 13 consejos para hacer un détox digital

Jueves: recupera el control

La procrastinación desgasta y limita; además, te lleva al malestar de tener que recuperar el tiempo perdido.

Las consecuencias de esto pueden ser padecer migrañas, tensión muscular, trastornos del sueño e incluso depresión. 
Tener el mayor número de cosas pendientes al día permite sentirte ligero de equipaje, con energía para crear lo que tú quieras. Para esto:

  • Escribe las 3 cosas más importantes que has venido aplazando.
  • Comienza a avanzar en la primera.
  • Define por áreas qué pendientes tienes y colócales fecha de ejecución.
  • Prémiate, divide lo que tienes que hacer en pequeñas tareas y con cada logro recompénsate. No tiene que ser un viaje costoso, pero salir a caminar y tomar un café también es reconfortante.
  • Aplica la acción: “solo por hoy haré el mayor número de cosas posibles en el tiempo laboral” en cada tarea relevante. 

Viernes: conecta con tus metas

¿En quién te quieres convertir en un par de años? La visualización de esta meta en tu vida puede ayudarte a amplificar la motivación y comenzar a direccionarte hacia tus objetivos. Hazla a través de un mapa de los sueños.

¿Cómo hacerlo?

  • Inicia un diario en el que registres todos los pasos que das para avanzar hacia tus metas.
  • Protege tus sueños de las personas desesperanzadas, no los compartas con todo el mundo. En ocasiones es mejor vivir esa experiencia en privado y compartirla cuando se esté realizando.
  • Lee biografías, mira películas o escucha podcast de personas que han logrado sus sueños, así sintonizas tu mente con las posibilidades y te das cuenta que aunque haya dificultades es posible alcanzar las metas.
  • Aprende algo que te permita seguir creciendo.
  • Comparte lo que sabes con los demás.

Sábado: protege tu estado mental

A veces, y sin querer, los amigos, familiares o compañeros del trabajo viven en una inconformidad eterna, critican, se quejan o enfocan solo en lo negativo. Tu tarea es no permitir contagiarte de su estado emocional. En ese sentido:

  • Sintoniza tu mente al comenzar el día con lo que quieres vivir.
  • Practica las afirmaciones tres veces, durante el día, para reforzar las redes neuronales relacionadas con tu confianza.
  • Antes de dormir visualiza tu sueño ya hecho realidad.
  • Comprométete con alinear tus acciones con tus metas y si te estás desviando vuélvete a encarrilar.
  • Amplia tu consciencia, si te descubres teniendo un diálogo interno negativo reemplaza esas palabras limitantes por reconocimientos de tus capacidades.

¿Por qué es importante agradecer y cuáles son sus beneficios?

Domingo: cuídate  

Planea un día de bienestar y alegría rodeado de personas o lugares que te generen calma.

  • Comienza tu día lentamente.
  • Agradécete por haber tomado la decisión de hacer un détox emocional.
  • Escribe una carta para tu yo del futuro en la que le cuentes las metas que tienes en la actualidad y que vas a lograr.
  • Desayuna tu alimento favorito.
  • Escucha música alegre que te recargue.
  • Sal a la naturaleza y da un paseo.
  • Disfruta de no hacer nada. La mente necesita espacios de descanso para activar la creatividad.

Este ciclo lo puedes adaptar, modificar o complementar con las actividades que tú quieras. Lo importante es darte cuenta de que vivimos en piloto automático y esto nos está costando la felicidad, la salud y la vida misma.

¿Te ha resultado útil esta información?
28
0
28 votes with an average rating of 1.
call

Llama al 573330333588

Escríbenos por Whatsapp

add