Fortalecer la mente

Siete beneficios emocionales que obtienes al practicar una actividad artística en Navidad

Siete beneficios emocionales que obtienes al practicar una actividad artística

En el arte se ha encontrado un aliado para mejorar la salud mental. Hacemos referencia a las terapias expresivas creativas que permiten que la persona descargue su malestar emocional y potencie otros aspectos en su vida. Te contamos de qué se trata.

En el día a día se pueden experimentar múltiples emociones y sensaciones agradables o desagradables que influyen en la mente, el cuerpo y el espíritu.

Particularmente, esos sentimientos se ven exaltados en estas épocas de fin de año y Navidad. Para muchos se intensifican positiva o negativamente las emociones de acuerdo a los balances de año, cumplimiento o no de metas, sueños o compromisos, pero; además, por sentimientos presentes como la nostalgia o la ansiedad.

“Dichos estados emocionales pueden ser pasajeros y poco movilizadores o, por el contrario, pueden convertirse en huéspedes permanentes que complejizan nuestra experiencia de vida, aumentan el estrés emocional y pueden desencadenar múltiples problemáticas”, explica Santiago Arjona Pachón, magíster en psicología clínica y especialista en mindfulness. 

Por ello, aprender a relacionarse adecuadamente con la esfera emocional se convierte en una de las capacidades más importantes a desarrollar en el ser humano, para aumentar los niveles de bienestar, fortalecer la resiliencia y manejar de mejor manera las relaciones, avanzando en la respuesta asertiva ante las situaciones que se enfrentan a diario.

¿Cómo nos permite el arte trabajar con nuestras emociones?

Dentro del abanico de posibilidades que los psicólogos y terapeutas recomiendan "para gestionar el mundo emocional están las herramientas artísticas que se convierten en un aliado que favorece la expresión y la toma de consciencia de aquello que está aún a nivel inconsciente y que nos puede estar lastimando interiormente; nos abren el camino para fomentar vías de comunicación que permiten la liberación de situaciones que no hemos podido elaborar por otros medios”, señala Santiago Arjona Pachón, director científico de Trinidad, un centro de psicología con énfasis en terapias expresivas y creativas.

La expresión creativa despierta el hemisferio cerebral derecho, responsable de procesos asociados a la imaginación, la intuición, el contacto, la gestión emocional, el sentido artístico y musical, el pensamiento holístico y la sensorialidad, entre otros, lo que, “brinda la posibilidad de ver el mundo en diferentes matices, sabores, olores, colores y texturas”, complementa Arjona Pachón.

Asimismo, la Asociación Americana de Arte Terapia señala que este tipo de terapias utilizan el proceso creativo del arte para mejorar el bienestar físico, mental y emocional de las personas de todas las edades y condiciones.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que “las actividades artísticas desde el baile al canto y la lectura al teatro benefician la salud y pueden ayudar a tratar complicados problemas como la diabetes, la obesidad, el Parkinson o las enfermedades mentales”. 

“La expresión creativa es un recurso a la mano de cualquier persona. El ser vive en continua expresión, así que seamos profesionales o no en algún tipo de arte, siempre podemos coger un papel, un lápiz y dibujar algo, incluso, plantear una intención al hacerlo”, señala Luz Adriana Echeverri, maestra en artes plásticas y asesora de Trinidad. 

Esta época navideña donde la reflexión y el agradecimiento están más presentes, es una excelente oportunidad para hacer uso de cualquier forma de expresión artística, y a través de ella, tomar mayor consciencia sobre nuestras actuaciones, potencializando todo aquello que nos permita avanzar en el próximo 2023, conciliados y comprometidos con la vida.

Beneficios del arte como terapia:

  1. Mejora la gestión de emociones. 
  2. Permite mayor desarrollo de la inteligencia emocional. 
  3. Amplia la imaginación y la creatividad.
  4. Mejora las habilidades físicas y motoras.
  5. Mejora la concentración, la atención y la memoria.
  6. Conecta con la alegría y la expresividad.
  7. Permite un mayor autoconocimiento. 

Recomendaciones prácticas del arte:

  • Dibujar, pintar o garabatear favorece la distensión emocional y la exteriorización de sensaciones que muchas veces no se pueden comprender.
  • Colorear permite explorar la creatividad, disfrutar del contacto con los sentidos, lo que facilita la descarga de pensamientos agobiantes.
  • Bailar, practicar deportes, hacer ejercicio, cantar, actuar o simplemente caminar también son actividades terapéuticas para tramitar mejor las emociones. 
  • Somos creativos al cocinar, al bailar, al escribir, al dibujar o pintar, incluso al pensar.

¿Te ha resultado útil esta información?
0
0
No votes have been submitted yet.
call

Llama al 573330333588

Escríbenos por Whatsapp

add