Relaciones

Cómo pueden influirnos las relaciones familiares tóxicas

Familia tóxica

Es normal que en nuestra vida adulta nos preguntemos por el tipo de vínculos emocionales y la influencia que nuestra formación familiar ha tenido a lo largo de nuestras vidas, especialmente cuando intuimos que no todo ha sido positivo. Aquí te hablamos sobre el tema.

El núcleo social primario y su influencia

La familia es el núcleo social por excelencia en la sociedad actual. Es la comunidad en la que cada ser humano interactúa de manera primaria y en relación con la cual se forman sus primeras construcciones simbólicas, sus ideas, afectos, representación mental del mundo, de sus relaciones etc.

Por eso es un eje estructural en el desarrollo psicológico y social del ser humano. Sin embargo, las relaciones con la familia no siempre son positivas.

También puede interesarte: ¿Qué es el apego y qué papel juega en nuestra vida adulta?

Aunque durante mucho tiempo la familia fue considerada bajo halo de sacralidad incuestionable, actualmente esta figura se ha ido desmitificando, puesto que se ha demostrado ampliamente que también provienen de la familia los grandes traumas, conflictos sociales, inseguridades, problemas de afectividad y demás problemas personales que debemos manejar como individuos.

Jean-Paul Sartre escribió que somos lo que hacemos con lo que hicieron de nosotros. Esto aplica también para nuestra familia; tal es su influencia en nuestras vidas.

Afectividad y relaciones familiares

En la mayoría de las personas, la reflexión sobre el entorno familia se da cuando son adultos, por lo cual hace parte de un ejercicio de retrospección. En este, debemos ser conscientes de que pueden existir grandes disfuncionalidades en este grupo social primario, y de la necesidad que implica para nuestra salud mental comprender si crecimos o estamos sosteniendo vínculos familiares tóxicos. 

Puedes leer: ¿Sabías que el maltrato y el abuso no son lo mismo? Conoce sus diferencias, características y tipos

Hablamos de relaciones tóxicas cuando el contenido emocional, afectivo y relacional en ellas lo relacionamos con una gran carga de aspectos negativos: frustración, enojo, rencor, miedo, tristeza, ansiedad o angustia están incluidas.

Si durante la infancia el niño tuvo que asumir obligaciones que no corresponden a los menores, vivió cualquier tipo de violencia física o simbólica en el núcleo familiar, se hicieron críticas exageradas o reprensiones hostiles agresivas e, incluso, se desatendieron a las necesidades básicas, es posible que se haya vivido en dinámicas familiares tóxicas.

Te invitamos a leer nuestro artículo: Conductas disfuncionales en la familia, donde abordamos algunos casos que generan relaciones tóxicas en la familia. 

Elaborar nuestros vínculos

Aprender a identificar cómo se construyeron las relaciones en familia nos permite comprendernos mejor, atender a nuestro desarrollo emocional y empezar a construir relaciones y vínculos afectivos más sanos. Compartir estas elaboraciones con un terapeuta te puede guiar en el camino hacia una vida emocional saludable.

Recuerda que en Porque Quiero Estar Bien brindamos asesoría psicológica gratuita. Conoce aquí nuestros canales de atención.

¿Te ha resultado útil esta información?
17
3
20 votes with an average rating of 1.2.
call

Llama al 573330333588

Escríbenos por Whatsapp

add