Relaciones

Diez consejos para acompañar a tu hijo o hija adolescente a sobrellevar una ruptura amorosa

Consejos para padres: ¿Cómo ayudar a que tu hijo adolescente sobrelleve una ruptura amorosa?

Durante la adolescencia la manera en la que gestionamos las emociones puede desbordarse debido a la inexperiencia, por esa razón, el apoyo de los padres es clave.

¿Quién se acuerda de su primera decepción amorosa? De ese dolor inconcebible e insoportable que se vive con más visceralidad, quizá, por ser el primero y porque los cambios de humor son más repentinos y no sabíamos cómo manejarlo. 

¿También se acuerdan de quién los acompañó en ese proceso y cómo los hizo sentir su compañía? El apoyo durante el proceso de ruptura es muy importante y valioso porque al final nos puede llevar por el camino de la reflexión y el cambio.

Te puede interesar: ¿Cuánto tiempo puede durar una 'tusa'?

En este punto, Amy Morin, editora en jefe del portal Verywell Mind, brinda una serie de consejos para los padres que se interesen en acompañar a sus hijos adolescentes durante este proceso y considera; además, que es una oportunidad apropiada para enseñar cómo lidiar con el dolor, el rechazo, la decepción y otras emociones que a menudo acompañan el final de una relación e incluso, la compañía de los padres podría evitar que el adolescente se sienta aún peor.

La paciencia es clave en cualquiera de las siguientes recomendaciones. Toma tiempo sanar, pero con el paso del tiempo, sucede.

  1. Valida sus emociones. 
    No minimices lo que él o ella está sintiendo, sobre todo si tenía la idea de que su relación duraría para siempre. En cualquier situación, el dolor es real y significativo.

    A través de frases asertivas y empáticas puedes acompañarlo. Dile:
    - "Sé que esto es difícil".
    - "Sé que es triste cuando una relación llega a su fin".

    Evita decir: 
    - "Esto no es gran cosa" 
    - “En la secundaria las relaciones no suelen funcionar de todos modos”. 

    Este tipo de comentarios, que pretenden minimizar o racionalizar el dolor, pueden hacer que el adolescente se sienta solo, trivializado e incomprendido. Dale el espacio que necesita, es normal que te busque más veces de las que imaginas, así que planea estar siempre disponible.
     
  2. Apoya su decisión
    Si tu hijo o hija decidió iniciar la ruptura con su pareja, no significa que no se sienta enojado o triste, en ocasiones el que toma la decisión es el que resulta sintiendo más tristeza. Así que no trates de disuadirlo si te gusta su pareja, tampoco sugieras que tomó la decisión equivocada, simplemente es su decisión. Lo que puedes hacer es hablar sobre sus sentimientos y ayudarlo a comprender por qué terminó la relación, no es necesario que digas algo, solo con escucharlo y acompañarlo será suficiente. 

    Terminé con mi pareja, ¿ahora qué hago?

     
  3. Anímalo a sentir
    Como adulto, tienes la perspectiva de saber que la vida continúa después de que termina una relación, tu hijo o hija no tiene el beneficio de esa experiencia o retrospectiva, ni ese conocimiento particularmente útil para aliviar su dolor.

    En su lugar, inspira esperanza para que sepa que no se sentirá así para siempre. Al mismo tiempo, no lo animes a escapar de sus emociones incómodas. El proceso de duelo es lo que le ayudará a sanar.
     
  4. Sé buen oyente
    En esta situación no debes hacerte cargo de cómo se siente, de decidir o expresar lo que harías en su lugar. Las opiniones y análisis deben quedarse a un lado. Lo que sí puedes hacer es animarlo a que hable con confianza sobre su frustración, confusión, dolor y cualquier otra emoción que experimente a raíz de la ruptura.

    “Proporcionar un oído atento que no juzgue y una guía amable son los mejores regalos que puedes darle a tu adolescente desconsolado”, agrega Morin.
     
  5. Habla sobre el uso adecuado de las redes sociales
    En medio del afán por publicar y actualizar todo en sus redes sociales, es pertinente que le recomiendes darse un descanso tecnológico en los días posteriores a la ruptura. 

    También, puedes advertirle sobre hablar mal de los ex, publicar detalles privados de la ruptura o compartir cualquier cosa personal que se haya aprendido durante la relación. Los adolescentes a menudo carecen de la madurez para comprender cómo manejar respetuosamente el final de una relación. Es posible que necesite que lo guíes para tomar las decisiones correctas con respecto a la información pública sobre la relación (y su desaparición).

    ¿Cómo se siente una persona con el corazón roto?

     
  6. Crea un día de actividades para ayudarlo a distraer su mente
    Invítalo a salir de la ciudad, a ir a cine, hacer compras, a ir a un partido de fútbol, cenar fuera de casa o cocinar juntos en casa. Es clave que las actividades que propongas sean sus favoritas o de su agrado.

    El plan no solo evita que distraiga su mente o aleje de las redes sociales, también sirve para recordarle que la vida es bastante buena, incluso sin novio o novia.
     
  7. Motívalo a volver a la rutina
    Sabemos que durante esos días el bajo ánimo no permite que se hagan varias cosas, en ese sentido; además de invitarlo a hacer alguna actividad diferente, es importante que lo impulses a que vuelva a realizar algunas tareas del colegio, de la casa, que se reúna con su familia o amigos y retome sus actividades deportivas, lúdicas o artísticas.

    Sin dejar de ser sensible a sus sentimientos, trátalo con la mayor normalidad posible. Usar guantes de seda durante demasiado tiempo o mencionarlo continuamente podría servir como un recordatorio no deseado de su angustia.
     
  8. Se avecina una montaña rusa, prepárate
    Los primeros días de llanto, silencio, enojo y música alusiva a la ruptura pasan a momentos de calma, que pueden durar poco tiempo. Es normal transitar por una montaña rusa de emociones, de hecho, el duelo nunca es lineal. Hay días buenos, otros malos hasta que el estado de ánimo se estabiliza para siempre.
     
  9. Busca ayuda, si lo necesitas
    Existe la posibilidad de que no cuentes con las herramientas precisas para ayudar a tu hijo a lidiar con este mal momento, así que es adecuado involucrar a un especialista cuando, pasado un buen tiempo, tu hijo muestra signos o señales de depresión, problemas con la alimentación, insomnio o sueño excesivo. Esto solo puede significar que la ruptura lo está afectando más de lo normal.

    ¿Estás listo para una relación de pareja plena? Estas siete señales indican que no es así
     
  10. No pierdas el enfoque en tu hijo adolescente
    Durante todo el proceso, dure el tiempo que dure, no debes olvidar que no es tu ruptura, así que debes mantener tus sentimientos fuera de todo. Tu enfoque debe ser ayudar a tu hijo a sobrellevar y aprender de esta experiencia. Lo más probable es que salgan más fuertes, confiados y maduros. Por ahora, recuérdale lo inteligente, amable, amado y maravilloso que es. ¡Exprésale tu amor!

¿Te ha resultado útil esta información?
2
0
2 votes with an average rating of 1.
call

Llama al 573330333588

Escríbenos por Whatsapp

add