Relaciones

¿Qué es la manipulación y se puede dejar de emplear?

¿Qué es la manipulación y cómo trabajarla?

Esta práctica, que suele ser empleada más por hombres que por mujeres, puede ser manejada con la ayuda de un especialista. Descubre cuáles son las conductas más comunes de una o un manipulador y qué hacer para corregirlo.

Explicado de la manera más sencilla, la manipulación es la práctica de utilizar comportamientos y comentarios indirectos para controlar el comportamiento, las emociones y las relaciones de otros; por lo general, esto se hace para ganar control y dominancia sobre la otra persona.

La manipulación afecta de manera importante la dinámica de cualquier relación, no solo por el establecimiento de estos patrones de dominancia que generan un desequilibrio en las dinámicas de poder, sino por el desarrollo de comportamientos perjudiciales que pueden desarrollar consecuencias emocionales fuertes sobre la otra persona.

Te puede interesar: ¿Cómo manejar una relación con un manipulador emocional?

Como ya mencionamos, la manipulación puede verse de diferentes maneras, pues es una práctica que se vale de diferentes estrategias para alcanzar el objetivo de controlar al otro; por esto, dejamos una lista de las conductas más comunes que se suelen usar para esto:

  • Mentir frecuentemente sobre diferentes temas.
  • Negar cosas que han ocurrido.
  • Utilizar comportamiento pasivo-agresivo.
  • Hacer sentir al otro que está imaginando cosas o que “está loco”.
  • Usar el silencio como una estrategia de castigo.
  • Criticar constantemente diferentes aspectos del otro.
  • Ocultar información, dinero o bienes materiales.
  • Culpar al otro por cosas que no son su responsabilidad.
  • Poner a la persona en situaciones en las que se sienta desprotegida y fuera de su zona de confort.

¿Qué tan común es la manipulación?

Desafortunadamente, las conductas de manipulación se presentan de manera frecuente. Si bien este tipo de comportamientos se pueden presentar en el marco de cualquier relación social, ya sea familiar, de amigos o en el trabajo, la información se ve muy clara en el las relaciones de pareja; según un estudio realizado en 2013 un 40% de las mujeres reportaron haber sido víctimas de agresiones verbales y manipulación, en comparación al 31% que reportaron los hombres.

¿Se puede dejar de manipular?

Es posible que las personas que recurren a estrategias así no conozcan mejores maneras para relacionarse, tal vez porque crecieron en el marco de una relación en la que también recibieron manipulación y, por tanto, repiten los patrones que aprendieron.

Para leer: ¿Existen trastornos mentales que lleven a las personas a presentar conductas de manipulación?

Ahora, esto no significa que no se pueda cambiar, cualquier proceso de cambio implica mucho trabajo, pero estos son algunos de los pasos que se deben considerar para lograrlo:

  • El primer paso es reconocer que se presentan comportamientos negativos.
  • Luego, es importante identificar cuáles son los comportamientos negativos y cuando se presentan.
  • Es necesario comprender la responsabilidad de las propias acciones y las consecuencias que han tenido.
  • Por último, empezar a desarrollar comportamientos alternativos a las conductas de manipulación, es necesario reemplazar las conductas negativas por formas más amables para relacionarse con amigos, familia y pareja.

Este no es un proceso sencillo y puede ser bueno hacerlo de la mano de un profesional de la salud mental que brinde su apoyo. Si quieres saber más puedes comunicarte con nuestros canales de atención vía llamada o WhatsApp al 3330333588.

¿Te ha resultado útil esta información?
224
22
246 votes with an average rating of 1.1.
call

Llama al 573330333588

Escríbenos por Whatsapp

add