Adicciones

Adicción a los videojuegos: señales de riesgo y cómo podemos prevenirla

Videojuegos

La adicción a los videojuegos es una realidad sobre la que ya se ha alertado hace algún tiempo a la población. La OMS, desde 2019, incluyó este tipo de adicción como una forma de patología mental a la cual no debe restársele importancia.

El trastorno por adicción a los videojuegos ocurre cuando las personas dedican un tiempo excesivo a este tipo de ocio de tal manera que termina por crear en el jugador un vínculo psicológico de dependencia hacia la actividad

Como toda adicción, la práctica continuada conlleva a que el cuerpo busque la repetición y así se consolida la dependencia, al punto de que el jugador desestima otros hábitos normales de interacción y salud física.

Algunas señales de adicción a los videojuegos

  1. Aislamiento social: por lo general, los videojuegos demandan gran atención por parte del usuario, con lo cual es bastante común que se pasen largos periodos de tiempo jugando una partida. Adquirido el hábito, el jugador pasará más y más horas dedicado a esta actividad, con lo cual suele perder interés en otras actividades de socialización, tanto con familia, amigos e, incluso, pareja. Las personas menos sociables suelen encontrar en este tipo de interacción (puesto que muchos juegos forma comunidades de gamers) un espacio para interactuar de manera virtual sin contacto físico.
     
  2. Descuido en las actividades cotidianas: la cantidad del tiempo que se gasta en el juego para quien ha desarrollado esta adicción suele tener consecuencias en las actividades cotidianas, bien sea estudio, trabajo, proyectos propios, actividades familiares, etc. La capacidad de gestión del tiempo empieza a disminuir. 
     
  3. Afecciones físicas: las personas que pasan demasiado tiempo jugando videojuegos suelen volverse sedentarias, por lo cual pueden adquirir cualquiera de las consecuencias que tiene a nivel físico y mental el sedentarismo.

También puede leer: Sedentarismo: ¿cómo nos afecta y cuáles son los riesgos en nuestra salud mental y física?

Tres prácticas para prevenir el hábito

Jugar videojuegos no es una mala práctica por sí misma, es más bien su exceso lo que puede conllevar los problemas que hemos señalado con anterioridad. Para prevenir el consumo excesivo de videojuegos te sugerimos las siguientes prácticas:

  1. Descartar nuevos videojuegos: parece obvio, pero si se desea disminuir la cantidad del tiempo que se gasta jugando, es importante tomar la decisión de no empezar con nuevos videojuegos, puesto que el aprendizaje de la dinámica del juego demandará al jugador más tiempo que si juega un videojuego que ya conoce.
  2. Limitar el consumo: determinar un tiempo específico para jugar y no excederlo. Si se desea reducir cada vez más, entonces deberás ir disminuyendo progresivamente el tiempo que inviertes en dicha actividad. Para esto, puedes plantearte realizar nuevas actividades que impliquen prácticas distintas, como actividad exterior, ejercicio, reuniones con amigos, bailar, etc.
  3. Desarrollar nuevas habilidades o conocimientos: el aprendizaje puede ser una buena opción a la hora de buscar nuevas actividades en las cuales ocupar el tiempo. Aprender a interpretar un instrumento, perfeccionar un idioma, cultivar las artes culinarias o plásticas y un largo etcétera, además, ayuda a tu plasticidad cerebral y, por lo tanto, a tu salud mental. Ocho ejercicios para entrenar tus neuronas

Puede interesarte: ¿Cómo identificar si sufres de Nomofobia, la adicción al celular?

¿Se puede tratar la adicción a los videojuegos?

Sí. No solo a los videojuegos. Las adicciones pueden ser tratadas, pero esto no es fácil de hacer. Las adicciones se presentan, como otros trastornos o patologías mentales, por numerosas causas y deben ser estudiadas y analizadas a profundidad, y no deben banalizarse ni reducirse a una “mala práctica”. Para tratar con una adicción es recomendable acudir a un profesional de la salud para identificar un tipo de terapia que resulte útil.

Si necesitas ayuda para manejar este tema, llámanos o escríbenos vía WhatsApp al 3330333588 para que uno de nuestros psicólogos pueda brindarte asesoría. Es gratuito y confidencial.

¿Te ha resultado útil esta información?
31
6
37 votes with an average rating of 1.2.
call

Llama al 573330333588

Escríbenos por Whatsapp

add