Impacto en la salud mental

¿Es sano vivir un duelo?

Vivir un duelo sano
Catalina Botero
Catalina Botero

Psicóloga clínica

Perder a un ser querido nunca es fácil, a pesar de que sabemos que la muerte es parte natural del ciclo de la vida y que nada dura para siempre, enfrentarnos a la ausencia de una persona, animal o situación puede ser uno de los momentos más difíciles que una persona debe enfrentar.

Esto se debe en parte a que es un proceso de reajuste en el que debemos comprender al mundo y a nosotros mismos en la ausencia de eso que perdimos; por esto es normal y esperable que vivamos un periodo de profundo luto y dolor, que es lo que conocemos como duelo.

Cada persona vive de manera diferente el duelo y por lo general incluye respuestas emocionales como la tristeza o la rabia. Sin embargo, el duelo no se limita a esto; el dolor por la pérdida de algo o alguien querido puede afectar nuestra salud física, nuestras acciones y nuestras relaciones con otras personas.

Para leer más tarde: ¿Cómo podemos afrontar la muerte de un ser querido?

Por ejemplo, el dolor por una muerte puede desencadenar reacciones físicas como cambios de peso y de apetito, dificultad para dormir, dolores y molestias, y un sistema inmunitario deteriorado que provoca enfermedades y otros problemas de salud. Además, puede hacer que nos alejemos de las personas que nos rodean, que abandonemos algunas actividades y evitemos lugares y situaciones porque nos recuerda a la persona, ser u objeto que perdimos.

El malestar y demás síntomas suelen disminuir con el tiempo, pero no podemos ignorarlos, debemos permitirnos vivir nuestro periodo de duelo, buscar apoyo y cuidar nuestros hábitos de vida. Las investigaciones demuestran que la mayoría de las personas pueden recuperarse de la pérdida por sí mismas, con el paso del tiempo, si cuentan con apoyo social y hábitos saludables

Te puede interesar: ¿Cómo prevenir el abuso de sustancias psicoactivas en un proceso de duelo?

Recuerda que no hay un periodo de tiempo "normal" para que alguien haga el duelo, la persona puede llevar meses o años asimilando la pérdida y, a pesar de lo que nos han enseñado, tampoco hay fases o un proceso lineal, es un camino de restauración que incluye momentos de dolor y de construcción de una nueva vida sin la persona o la situación que perdimos. 

Así, el duelo no es un proceso estándar, no tiene un inicio y un fin claro y definido y no para todas las personas dura lo mismo, pero si es un proceso importante de vivir siempre que experimentamos una pérdida. De cierta manera, el proceso del duelo es lo que nos permite “sacar” el dolor y todas las otras emociones que llegan tras la partida de alguien o algo para organizarnos nuevamente y hacer un re-encuadre de nuestra vida sin esa persona, el objeto o experiencia; de esta forma logramos soltar el pasado y movernos hacia el futuro.

Por último, siempre es importante recordar que vivir un duelo no significa olvidar a quien se fue o lo que perdiste; tampoco significa abandonar la vida o encerrarse a llorar. Un duelo saludable incluye una sana expresión emocional y tomarse un tiempo para vivir el dolor, pero también para poco a poco construir una sensación de paz al decir adiós. 

En algunos casos, es posible que necesitemos algo de apoyo extra para vivir nuestro duelo, en este caso es válido pedir la compañía y orientación de un profesional. Por esto, si tu o alguien que conoces está pasando por un momento difícil, te invitamos a comunicarte con nuestros psicólogos vía llamada o WhatsApp al 3330333588.

¿Te ha resultado útil esta información?
30
4
34 votes with an average rating of 1.2.
call

Llama al 573330333588

Escríbenos por Whatsapp

add