Trastornos mentales

¿Cuál es la diferencia entre el miedo y la ansiedad?

Diferencia entre miedo y ansiedad
Tatiana Rivera
Tatiana Rivera

Psicóloga clínica

Si no conoces la repuesta a esta pregunta, ¡tranquilo! Es entendible que no sepamos diferenciar entre algunas emociones. Reconocer estados internos cuando nos han enseñado lo que son, es fácil.

Sabemos qué es el hambre, el sueño y el dolor porque cuando lo sentíamos nos ayudaban a entender qué era lo que sucedía en nuestro cuerpo. Ponte a pensar en estos ejemplos: “Te veo irritable, creo que tienes sueño”, “Siempre vienes a la cocina cuando tienes hambre”, “Te caíste, ¿te duele mucho?”.

Ahora bien, y ¿si nunca te explicaron que esa sensación de peligro se llama miedo o que esa anticipación al daño se llama ansiedad? Tal vez hoy en día confundes estos estados internos con enfermedad, señales de que tus órganos no funcionan bien o incluso piensas que eres débil por sentir temor.  

 

Probablemente, no se nos enseñe sobre reconocimiento y regulación emocional bien por carencia de información, por prejuicios sobre cómo se debería sentir o reaccionar ante ciertas situaciones o por cierta falta de conexión y validación entre lo que sentimos y puede sentir otra persona. En otras palabras, es usual que nadie nos explique cómo es sentir determinada emoción porque muy poca gente entiende que todas las emociones son válidas y que no todos las sentimos de la misma manera. Por ejemplo, la mayoría tiene hambre después del mediodía, pero no todas las personas tienen miedo a las alturas.

De ahí que muchos crezcamos con una gran ignorancia frente al tema emocional e incluso puede que para algunos las emociones hayan sido muy castigadas. Es frecuente que como adultos no acudamos a terapia porque no nos guste sentir aquellas emociones que en el pasado han sido criticadas, minimizadas o ignoradas. Piensa en cómo verías al dolor físico si cuando eras más joven cada vez que algo te dolía te rechazaban o se burlaban de ello.

En este caso, sería probable que quieras ignorar ese dolor pues en lugar de verlo como una señal para buscar ayuda, te genera inseguridad y te hace sentir mal.

Para entender al miedo y la ansiedad debemos entonces comprender que todas las emociones tienen tres canales de respuesta: los pensamientos, las sensaciones físicas y las acciones motivadas por la emoción.

Posiblemente es a partir de estos tres elementos que aparece el problema de no lograr diferenciar ni regular las emociones. Cuando enfrentamos el miedo y la ansiedad lo que suele confundirnos es que en ambos estados tenemos pensamientos orientados a la interpretación de algo como peligroso. Sumado a esto, también podemos tener respuestas fisiológicas que se pueden parecer mucho: palpitaciones, sudoración, y cambios en la respiración. Finalmente, ambas emociones nos pueden hacer tomar acciones como la de huir o evitar la situación en la mayoría de los casos. Además, por si fuera poco, tanto el miedo como la ansiedad tienen la función evolutiva de ayudarnos a prevenir y reaccionar ante situaciones potencialmente peligrosas. 

¿Entonces qué las diferencia? 

El miedo suele aparecer de forma automática ante situaciones o eventos que atentan contra nuestra supervivencia y aparecen en el presente. Para ejemplificar esto, pensemos en mi miedo a las serpientes. En mi caso, no les temo mientras cocino o estoy en el cine, pero si me encontrara con una en una caminata en el campo sentiría miedo. Si te fijas el miedo es una herramienta de supervivencia que nos prepara para reaccionar a situaciones que pueden atentar contra nuestro bienestar.

Todos esos cambios fisiológicos que aparecen y que pueden ser incomodos te están avisando que hay algo amenazante por ahí, así que debes estar atento al peligro.

Por su parte, la ansiedad se presenta ante situaciones que están en el futuro y que usualmente provienen de la interpretación que hacemos de dichos eventos. Por ejemplo, es posible que el hecho de que alguien se vea obligado a ir a un lugar nuevo con personas que no comparten ninguno de sus gustos pueda desencadenar sensaciones de ansiedad ante la posibilidad de ser juzgado o rechazado. Fíjate que eso que puede pasar no es un hecho, sino que hace parte de las experiencias pasadas aprendidas de acuerdo con su historia de vida. Si bien podría ser una reunión extraordinaria existe la tendencia a prevenir una consecuencia que se percibe como dañina. En esta situación, aunque no es un hecho que la reunión vaya a ir mal, la ansiedad ayudaría a esta persona a prepararse para esta.  

¿Cuándo se vuelven un problema?

En cuanto al miedo, es correcto pensar que frente al peligro sentiremos dichas reacciones anteriormente mencionadas. No obstante, el miedo se vuelve conflictivo cuando en ocasiones las sensaciones son desmedidas con relación al nivel de peligro. Para seguir con el ejemplo, una cosa es que yo sienta miedo al caminar en campo abierto y esto me haga estar atenta, y otra es que yo nunca vaya al campo porque solo pensar en serpientes me hace sentir en peligro.

Si el miedo se convierte en una fobia quizá empiece a traducirse en dejar de vivir situaciones valiosas por no querer entrar en contacto con estas sensaciones. 

La ansiedad problemática está muy relacionada con una angustia desenfrenada en la que el catastrofismo es bastante frecuente. Adicionalmente, puede que, la activación fisiológica de la ansiedad aparezca ante únicamente la idea de no querer experimentar ese evento indeseado. El problema de la ansiedad es que a veces parece un secuestro emocional que no nos permite atender a algo distinto de aquello que tememos o de nuestras sensaciones corporales. Puede darse el caso en que se vuelve crónica teniendo sensaciones muy intensas y provocando tanta incomodidad que se busque constantemente huir de ella.

¿Qué hago si tengo problemas con la ansiedad o el miedo?

Lo más valioso que puedes hacer es buscar apoyo psicológico. No todos sentimos de la misma forma ni hemos llegado a ello por medio de los mismos caminos. Es por ello que es fundamental buscar ayuda para entender cómo se llegó a este punto y qué es lo que hace que esas grandes herramientas que tienes para protegerte se hayan convertido en un problema que te hace sentir en peligro así no lo estés.

¿Te ha resultado útil esta información?
18
1
19 votes with an average rating of 1.1.
call

Llama al 573330333588

Escríbenos por Whatsapp

add