Trastornos mentales

¿El trastorno bipolar puede desarrollar esquizofrenia?

¿El trastorno bipolar puede desencadenar una esquizofrenia?

Incluso confundir estos trastornos puede ser más común de lo que uno se imagina. ¿Realmente se parecen o uno desencadena en el otro?

Para responder esta pregunta debemos empezar por lo más básico, el trastorno bipolar y la esquizofrenia son dos trastornos mentales crónicos diferentes; sin embargo, en algunos casos las personas pueden llegar a confundir sus síntomas debido a que tienen algunos aspectos en común.

Para aprender a diferenciarlos mejor vamos a describir los síntomas principales de cada uno a continuación:

Trastorno afectivo bipolar (TAB):

Este trastorno afecta principalmente el ánimo de las personas haciendo que este oscile entre estados de depresión muy fuerte y estados de energía extrema (conocidos como episodios de manía o hipomanía). Estos cambios pueden llegar a influir en la funcionalidad de las personas haciendo que vivir sus situaciones cotidianas sea complejo. Además, en algunos casos muy particulares, las personas con TAB pueden llegar a presentar otros síntomas como alucinaciones.

Te puede interesar: ¿Cómo es el tratamiento de una persona con trastorno bipolar?

Esquizofrenia: 

Este trastorno, por su parte, es una condición que afecta el sentido de realidad de las personas y hace que presenten alucinaciones (ver o escuchar cosas que no están ahí) y delirios (generación de creencias que no son ciertas) o pensamiento desorganizado.

Ahora, en el papel lograr hacer una diferenciación resulta más sencillo que en la práctica, pues en algunos casos hay síntomas que pueden llegar a presentarse en ambos casos; por ejemplo, la esquizofrenia también puede tener una afectación sobre el estado de ánimo de las personas.

Para lograr una diferenciación, es fundamental que un profesional de la salud mental realice una evaluación detallada utilizando herramientas diagnósticas que le permitan diferenciar entre cada trastorno. ¿Por qué es difícil diagnosticar la esquizofrenia?

Acá dejamos algunas señales que resultan clave para diferenciar uno del otro:

Para que se diagnostique esquizofrenia, la persona debe presentar al menos dos de los siguientes síntomas de forma significativa durante al menos un mes:

  • Alucinaciones.
  • Movimientos agitados.
  • Discurso y comportamiento desorganizado.
  • Retractos o alteraciones cognitivas.

Por otro lado, el diagnóstico de trastorno bipolar requiere:

  • Frecuentes episodios maníacos y depresivos mayores que ocurren en una semana.
  • Alteraciones diarias del estado de ánimo durante al menos una semana en las cuales la persona incurre en conductas de riesgo, experimenta falta de sueño y/o tiene sentimientos de confusión.

Así que, regresando a la pregunta del inicio ¿puede el trastorno bipolar convertirse en esquizofrenia? La respuesta es no, uno no desarrolla un trastorno de esquizofrenia a partir de un trastorno bipolar; sin embargo, sí son condiciones de la salud mental que pueden llegar a compartir algunas características y que; además, en casos en los que se presentan síntomas severos, estos pueden llegar a confundirse. Además, es posible que, particularmente en situaciones en las que la persona tiene un historial de consumo de sustancias según lo que nos ha mostrado la evidencia clínica, se presenten en simultánea, pero definitivamente no ocurre que uno se convierta en otro.

¿Te ha resultado útil esta información?
24
0
24 votes with an average rating of 1.
call

Llama al 573330333588

Escríbenos por Whatsapp

add