Trastornos mentales

¿Hay diferentes tipos de trastornos obsesivos compulsivos?

¿Existen diferentes tipos TOC?

Una experta de Porque quiero estar bien resuelve una de las dudas más comunes sobre esta condición de salud mental.

Oficialmente, el Manual Estadístico y Diagnóstico de la Asociación Americana de Psiquiatría, nos presenta una sección en la que encontramos el trastorno obsesivo compulsivo (TOC) y otros trastornos relacionados. 

¿Qué quiere decir esto?

Que existen diferentes trastornos que se asocian o que tienen características similares al TOC; sin embargo, de manera oficial sólo existe un tipo de TOC. 

A pesar de esto, la investigación sí ha demostrado que existen síntomas específicos que diferencian el TOC en las personas y es importante tenerlos en cuenta, pues estas características que los diferencian son claves a la hora de definir el curso de manejo y tratamiento. Si bien la terapia que más se recomienda para darle manejo a las diferentes formas de TOC es la terapia de exposición, es fundamental identificar las particularidades de cada caso con el objetivo de poder trabajar de manera específica sobre la condición de cada persona.

Esto nos presenta un escenario muy importante, y es que el trastorno obsesivo compulsivo va mucho más allá de lo que muchos imaginan; esta condición no se limita a hábitos exagerados de limpieza, como algunos pueden pensar. 

Si bien, esta conducta puede hacer parte de algunas formas de TOC, pensar que se reduce a eso deja por fuera una serie de otros síntomas y manifestaciones de esta condición que suelen ser muy importantes para las personas que la viven. 

Te invitamos a leer: ¿Puede ser peligrosa una persona con trastorno obsesivo compulsivo (TOC)?

Entonces, aunque no hay diferentes diagnósticos específicos, sí existen diferentes manifestaciones de este trastorno, y suelen ser categorizadas de la manera que presentamos a continuación:

  • Aquellos relacionados con la limpieza y la necesidad de controlar la higiene.
  • Aquellos que buscan mantener la simetría y el orden.
  • Los relacionados con pensamientos e impulsos prohibidos, perjudiciales o tabúes.
  • Las formas de TOC que tienen que ver con el acaparamiento, cuando la necesidad de coleccionar o guardar ciertos objetos se relaciona con obsesiones o compulsiones.

¿Qué otras cosas se deben tener en cuenta?

Ya que sabemos que el TOC no está dividido en diferentes sub-diagnósticos, pero sí puede presentar síntomas diferentes, también es importante recordar que en ninguna persona la condición se manifiesta de forma similar. Esto ocurre debido a que las diferentes condiciones de salud tanto física como mental, son el resultado de varios factores como los psicológicos, biológicos y sociales, así que no siempre el TOC se ve igual. 

Aunque los separamos por categorías, esto no significa que se presenten por separado o que las personas solo tengan obsesiones y compulsiones relacionadas con un único factor detonante. Una persona puede tener pensamientos obsesivos y conductas compulsivas relacionadas con diferentes categorías de las que ya mencionamos. 

Y, por último, en cada categoría pueden existir diferentes elementos relacionados con el TOC de la persona así que, si bien sobre el papel podemos ver diferentes categorías, en la práctica puede ser un poco más difícil identificar exactamente qué detona el TOC de cada persona, por lo que, lo más recomendable es visitar a un terapeuta que pueda realizar una evaluación adecuada, para luego iniciar con un plan de tratamiento que ayude a dar manejo a la condición. Los beneficios del tratamiento en una persona con trastorno obsesivo compulsivo (TOC).

¿Te ha resultado útil esta información?
1
0
1 votes with an average rating of 1.
call

Llama al 573330333588

Escríbenos por Whatsapp

add