Trastornos mentales

Obesidad y salud mental: dos caras de una misma moneda

Obesidad y salud mental
Redacción: Porque quiero estar bien
Redacción: Porque quiero estar bien

Redactor

Según la American Psicological Association (APA) la obesidad es, actualmente, una de las afecciones de salud más graves y de más rápido crecimiento en el mundo. A continuación te contamos sobre su relación con la salud mental.

La obesidad: una enfermedad grave 

Según APA, la obesidad es una enfermedad de una altísima gravedad. Como explica en el artículo titulado Salud mental/corporal: La obesidad, quien padece de obesidad a su vez está más propenso a sufrir de complicaciones médicas serias como la "hipertensión, enfermedades cardíacas y apoplejía, diabetes tipo 2, enfermedad de la vesícula biliar, fatiga crónica, asma, apnea obstructiva del sueño y algunas formas de cáncer". Estas condiciones son aún mayores en el género femenino, según estudios que cita la asociación.

Puede interesarte: Sedentarismo: ¿cómo nos afecta y cuáles son los riesgos en nuestra salud mental y física?

¿Comemos según la forma como nos sentimos?

Para esta prestigiosa institución, el gran problema de la obesidad no tiene que ver tanto con una condición genética, malos hábitos alimenticios adquiridos durante un tiempo determinado o un estilo de vida sedentario, sino que parte de las causas más relevantes de esta afección de salud física tiene que ver con la condición emocional de la personas. En el artículo citado, APA afirma que comemos y tenemos determinadas constumbres o hábitos según la forma como pensamos y sentimos. Por lo tanto, la obesidad sería una consecuencia de una condición mental poco saludable. 

Más alla de la emocionalidad personal

Sin embargo, la contra parte también existe, la obesidad, a su vez causa depresión. Existen numerosos estudios sobre la correlación entre los problemas alimenticios y condiciones de salud mental como la depresión, la ansiedad, el estrés, incluso el suicidio. Pero más allá de las evidentes correlaciones entre obesidad/depresión y similares, los especialistas consideran importante atender a este fenómeno en una perspectiva que no considere solo los factores emocionales como causa de obesidad o viceversa, sino también atienda a otros factores problemáticos como aspectos culturales y socio-económicos, sin los cuales cualquier análisis de la conducta humana carece de sentido.

También puedes leer:  Beneficios de hacer ejercicio, ¿por qué mejora tu salud mental?

Cultura y economía también influyen

En ese orden de ideas, la obesidad es importante comprenderla como un desorden alimenticio que es a su vez causa y consecuencia de trastornos como la depresión y abordarse desde los dos frentes: como causa y como consecuencia, sin caer en círculos viciosos, sino prestando un análisis cuidadoso en cada caso.

El diario La Nacion, de Argentina, explica al respecto un fenómeno aparentemente paradógico pero que realmente no lo es: que hay una relación directamente proporcional entre pobreza y obesidad. Y se explica porque las personas de menores ingresos tienen una base alimentaria deficiente en relación con las personas de mayores recursos. Así mismo, existen numerosos estudios que relacionan la obesidad con condiciones económicas como el consumismo, la hiperproducción de ultraprocesados y de la industria azucarera. En este sentido, son múltiples los factores que afectan las condiciones de salud de las personas tanto a nivel psíquico como físico a las que se debe atender de manera conjunta.

Al respecto, distintos orgenismos de salud mental y física han exigido y luchado porque los estados proporcionen condiciones de financiación y garanticen políticas públicas para reducir fenómenos asociados con la obesidad y la salud mental.

También te recomendamos: Siete beneficios del baile para tu salud mental

Importancia de la atención psicológica y médica

Como explica APA, en la gran mayoría de los casos, el problema de la obesidad no existe sin los problemas de salud mental, con lo cual es imprescindible no solo tener mejores prácticas de consumo alimentario, sino atender a la causa de dicho consumo, solicitar ayuda a un profesional de la salud mental y permitir un análisis más a fondo sobre la obesidad como causa y consecuencia de problemas como la ansiedad y la depresión.

¿Te ha resultado útil esta información?
10
0
10 votes with an average rating of 1.
call

Llama al 573330333588

Escríbenos por Whatsapp

add