Trastornos mentales

¿Un trastorno mental puede convertirse en un tema incapacitante en el trabajo, el colegio o la universidad?

incapacidad por condición mental
Catalina Botero
Catalina Botero

Psicóloga clínica

Una experta responde a esta duda que puede surgir con frecuencia. Cuando la salud mental no es óptima, ¿la persona puede tomar una pausa?

Actualmente nos enfrentamos a una situación muy delicada en términos de salud, la pandemia ha hecho que seamos cada vez más cuidadosos reportando síntomas físicos ante nuestro lugar de trabajo o estudio y, sobre todo, al servicio de salud, esto con el objetivo de cuidarnos a nosotros mismos y a los demás del covid-19.

Esta costumbre de atender y reportar síntomas de salud, no solo ayuda a prevenir los contagios de coronavirus sino que además, a cuidar de otras enfermedades físicas, haciéndonos más conscientes de la importancia del cuidado y de levantar la mano en aquellos momentos en los sentimos que nuestra salud no está bien.

Sin embargo, la salud física no es la única que debemos cuidar, es necesario estar muy atentos a las señales que nos indica que nuestra salud mental no está tan bien, con el objetivo de cuidarla a tiempo y evitar deterioros que puedan alterar nuestra calidad de vida. 

Por este motivo, es importante entender que sí hay momentos en los que las condiciones de salud mental pueden ser incapacitantes y que es perfectamente válido buscar ayuda y, en caso de ser necesario, solicitar días de incapacidad si se está atravesando por un episodio muy fuerte.

Para entender mejor por qué es esto tan válido e importante, podemos empezar por comprender mejor qué es la ansiedad y por qué puede resultar incapacitante, aunque, lo siguiente que te voy a explicar aplica para cualquier trastorno o condición mental al generar un malestar emocional que cuesta manejar o gestionar.

Debemos empezar por aclarar que no todos los tipos de ansiedad son iguales y es importante diferenciar la respuesta emocional normal de ansiedad, de la ansiedad problemática. Si te pones ansioso por entregar un trabajo o cumplir una meta, pero logras responder con estas demandas de tu ambiente, sin que esto afecte de manera importante tu vida y permitiendo que te desenvuelvas bien en la mayoría de los entornos, estamos hablando de una respuesta normal de ansiedad; pero, si la ansiedad empieza a afectar la forma como te relacionas con otros, la manera como realizas tus actividades cotidianas o tus hábitos de cuidado y salud, entonces es posible que exista un problema de ansiedad. 

Es importante entender, entonces, que cuando un trastorno de ansiedad es severo, tiene muchas consecuencias adicionales al malestar directamente relacionado con la ansiedad. Es posible que la ansiedad te impida comprender fácilmente la información que te presentan en situaciones académicas o laborales, que perjudique tu memoria y concentración y, que pueda llegar a tener un efecto importante sobre tus relaciones sociales, así como tu capacidad para adaptarte a los cambios.

Justo por esto, cuando tú o alguien más esté sintiendo dificultades relacionadas con la ansiedad, es fundamental consultar con un profesional de la salud mental, buscar tratamiento y, de ser necesario, solicitar una incapacidad médica que te permita trabajar en tu salud mental.

De hecho, esto es tan importante que se encuentra contemplado en la ley colombiana. En 2013 Colombia publicó la ley 1616 de salud mental, en la que se presentan todos los derechos que tienen las personas en lo referente a la prevención de problemas de salud metal, así como a su atención.

Esta ley establece en el artículo seis, numeral siete que todos tenemos "derecho a recibir incapacidad laboral, en los términos y condiciones dispuestas por el profesional de la salud tratante, garantizando la recuperación en la salud de la persona” (Ley 1616, de 2013). 

De acuerdo con esto, es perfectamente válido solicitar y presentar una incapacidad por ansiedad, sobre todo entendiendo que es una condición que puede llegar a ser limitante en muchas situaciones. Para esto, según lo establecido por el sistema de salud, debes comunicarte con tu entidad prestadora de servicios en salud e iniciar un proceso en el que seas evaluado por los profesionales pertinentes, quienes emitirán la orden de incapacidad.

Sin embargo, lo más importante es iniciar un proceso de atención y cuidado a la condición, a través de un profesional que atienda tus necesidades particulares y te brinde estrategias para, poco a poco, retomar tus actividades y retornar a tu vida cotidiana, disfrutando de tu vida, tus amigos y todas aquellas cosas que te brinden tranquilidad y felicidad.

¿Te ha resultado útil esta información?
59
8
67 votes with an average rating of 1.2.
call

Llama al 573330333588

Escríbenos por Whatsapp

add