Cerrar

Cerrar

Identifico las conductas de un adolescente que se está viendo afectado por la cuarentena

Identifico las conductas de un adolescente que se está viendo afectado por la cuarentena

Aprender a sobrellevar la convivencia con todos los integrantes de tu familia es vital para promover la empatía y fortalecer los lazos.

Para nadie ha sido fácil sobrellevar este confinamiento. Todos han sacrificado algo en su estilo de vida para prevenir el contagio: reuniones con amigos, practicar algún deporte, las fiestas, los viajes, salir a comer, verse con todos los familiares, entre otras cosas, y eso ha implicado que se presenten una serie de altibajos en la convivencia entre los integrantes de la familia. Te invitamos a leer: Conozco el impacto del confinamiento por el COVID-19 en los niños

Lograr entender al otro es uno de los grandes retos, y en esta ocasión nos centraremos de los adolescentes, quienes en esos días de cambios de humor, actitudes y autodescubrimiento tienen órdenes puntuales de sus papás pidiendo que no duerman tanto, arreglen su cuarto o dejen de estar pegados al celular y compartan en familia, muchas veces sin ningún resultado favorable. Te puede interesar: Aprendo cómo desarrollar las habilidades sociales de mi hijo en confinamiento

De acuerdo con los que le explicó a Hola! Jordi Royo, director clínico de Amalgama 7, centro de atención terapéutica y educativa para adolescentes en España, “en muchos casos la convivencia se ha agravado. En especial, en aquellas familias donde los hijos ya mostraban anteriormente una conducta inadecuada a la hora de tratar con sus padres. Se trata de 'adolescentes disruptivos', aquellos que no participan en casa, se niegan a hacer sus tareas, a comer con los padres, etc. Y estos días se han convertido en bombas a punto de estallar”.

Amalgama 7 también informó sobre las consultas y quejas más frecuentes de los padres durante la cuarentena:

  • Desmotivación a la hora de realizar las tareas del colegio.
  • Escasa o nula participación a la hora de llevar a cabo las tareas en casa.
  • 'Pantallismo', sobreexposición a las pantallas de celulares, tabletas, televisión y demás.
  • Falta de respeto a los padres y a los hermanos.
  • Tendencia a evitar los espacios comunes familiares. Optan por quedarse de forma permanente en su habitación.
  • Falta de información y control de lo que hacen dentro de su habitación. Con los riesgos que ello conlleva, como, por ejemplo, que consuman contenidos inapropiados para su edad o se expongan a alguna situación en internet. Puedes leer: Aprendo algunos ‘tips’ para prevenir el ciberacoso
  • Consumo de tabaco y/ o de otras sustancias tanto en su cuarto como en las áreas comunes.
  • Negación a comer lo que se les ha preparado o malas contestaciones a la hora de la comida. Incluso, en ocasiones, quieren alimentarse cuando y donde les plazca.
  • Desobediencia, desprecio… incluso insultos.
  • Peticiones reiteradas para salir de casa, en pleno confinamiento, con la excusa de que van a ver a un amigo.
  • En el caso de padres separados, se acentúan las fisuras. El hijo no quiere ir a la casa del papá que le corresponde o amenaza con marcharse. Lo que, además, puede plantear un problema legal.

Ante estas conductas la solución nunca será la violencia física, los gritos o las peleas, según expertos consultados por CNN los conflictos se deben solucionar con una negociación en la que ambas partes presenten, defiendan su posición y lleguen a un acuerdo.

Aquí es importante que el adolescente se comprometa a cumplir con sus tareas y a mejorar su conducta a cambio de poder verse con sus amigos virtualmente o físicamente con todas las medidas de bioseguridad, así sea desde el carro o la ventana, o a realizar en familia, una vez a la semana, algo que él quiera. Déjale claro que al cumplirlas demostrará que puedes confiar en él.

También motívalo a que cambie su rutina digital o de soledad por realizar una lista de cosas que le gustaría hacer o aprender y que la ejecute, incluso retándose con actividades, no peligrosas, que indiquen un esfuerzo o una pequeña hazaña.

Si definitivamente es imposible dialogar y llegar a una negociación lo recomendable es que acudas a un experto, nosotros podemos ayudarte. Llámanos al 300 912 5231 o escríbenos al Whatsapp o nuestro chat, que se encuentran en la caja que dice ‘¿No te sientes bien?’ que encuentras al costado derecho de esta página. Recuerda que nuestros servicios son gratuitos.

¿Cómo te has sentido con la ayuda y asesoría que ofrecemos?

Para nosotros es muy importante tu opinión. ¡Cuéntanos tu experiencia!

    Deseo recibir más información sobre las temáticas tratadas en este sitio web

    Porque quiero estar bien

    Síguenos en redes sociales

    Una iniciativa de:

    Fundación Santo Domingo

    Con el apoyo de:

    ¿No te sientes seguro en casa?

    ¿No te sientes bien?

    ¿Necesitas apoyo y orientación psicológica? Nuestro servicio es GRATUITO ¡Llámanos o escríbenos!

    Llámanos

    Whatsapp