Cerrar

Cerrar

Reconozco el auto placer como una práctica natural y libre de riesgos

Reconozco el auto placer como una práctica natural y libre de riesgos

Descubre por qué esta práctica ha sido, a través de los años, una de las más condenadas y secretas.

Masturbación viene del latín ‘manus turbare’, que en palabras comunes significaría algo así como molestarse con la mano. Sin embargo, por siglos, muchas palabras han sido utilizadas para describir la que tal vez es la práctica sexual más común del mundo, pero también una de las más condenadas y secretas: la masturbación.

¿Por qué ha sido tan estigmatizada?  

  • Para las antiguas culturas orientales masturbarse implicaba una pérdida inminente de energía.
  • En Occidente, durante los siglos XIV y XV, se hablaba de una acción abominable y repulsiva, por lo que se buscaban remedios para dejar de practicarla, como baños de agua helada, castigos o incluso la flagelación.

Falsas razones médicas y religiosas condenaron una manifestación natural del auto placer. Se decía que generaba cambios irreparables a nivel cerebral, que inducía sordera y tartamudez, por lo que los ‘tratamientos’ alcanzaron grados de barbarie como quemar el clítoris con ácido carbólico y poner un anillo de plata en el pene, lo suficientemente apretado para producir dolor en caso de iniciar con la práctica masturbatoria.

Si bien la masturbación ha sido fuertemente señalada, las fantasías que acompañan cada evento son el secreto mejor guardado de cada persona. Lo suficientemente privado como para que ningún ‘tratamiento’ pueda reprimirlo. Galeno, médico occidental más influyente de la edad media, habló de cómo la mezcla de la fantasía y el acto físico del auto placer era una necesidad básica de los seres humanos, comparable con la evacuación intestinal o la de las vías urinarias.

El auto placer en la actualidad

Han sido siglos de argumentos a favor y en contra. Estudios más recientes han encontrado que hoy en día masturbarse es una práctica que se desarrolla con menos sentimientos de culpabilidad. La razón principal es el aumento de la educación en sexualidad, pues aquellas personas con mayor acceso a información tienen menor temor frente a la práctica y dejan de considerarla un riesgo para su salud.

Estos cambios de apreciación, y la educación como motor del cambio, han permitido que mujeres y hombres tengan masturbaciones más placenteras y frecuentes, libres de culpa o temor al deterioro de la salud física y mental.

A diferencia de como ocurría siglos atrás, cuando se ideaban tratamientos para evitar la práctica, actualmente la masturbación es utilizada en las terapias para el manejo de disfunciones sexuales, como una herramienta fundamental para el conocimiento del erotismo y su función en el desarrollo de la sexualidad.  

Así las cosas, es hora de conocerte y disfrutar de una sexualidad segura y placentera.

¿Cómo te has sentido con la ayuda y asesoría que ofrecemos?

Para nosotros es muy importante tu opinión. ¡Cuéntanos tu experiencia!

    Deseo recibir más información sobre las temáticas tratadas en este sitio web

    Porque quiero estar bien

    Síguenos en redes sociales

    Una iniciativa de:

    Fundación Santo Domingo

    Con el apoyo de:

    ¿No te sientes seguro en casa?

    ¿No te sientes bien?

    ¿Necesitas apoyo y orientación psicológica? Nuestro servicio es GRATUITO ¡Llámanos o escríbenos!

    Llámanos

    Whatsapp