Porque quiero estar bien, rompo el silencio ante cualquier tipo de violencia

Porque quiero estar bien, rompo el silencio ante cualquier tipo de violencia

¿Consideras que la violencia enmarca únicamente el maltrato físico? ¿Que la razón para buscar ayuda debe ser sólo cuando existen los golpes? La respuesta es no.

Existen otros tipos de daños y manipulaciones que históricamente se han naturalizado en las relaciones de pareja o de familia y que en efecto, se convierten en síntomas de situaciones que se pueden prevenir cuando reaccionas a tiempo.

No vamos a entrar en definiciones, queremos que veas situaciones en las que abordaremos dos tipos de violencia: económica y psicológica. Lo importante es que si te sientes reflejada o reflejado con alguno de estos, actúes y busques ayuda.

No te permite tener un trabajo remunerado

La dependencia económica es una de las estrategias más utilizadas por los agresores para mantener el control o el poder sobre su víctima. Si tu decisión es obtener un trabajo que te permita tener mejores condiciones de vida, estás en todo el derecho de hacerlo y nadie puede impedírtelo.

Te dice palabras hirientes y comentarios negativos

Las relaciones de familia y de pareja deben estar basadas en el respeto. Cuando experimentas situaciones donde tu pareja o las personas con las que vives utilizan palabras despectivas para señalar características físicas que asumen como defectos, cuando realizan comparaciones negativas y comentarios destructivos, esas son formas de violencia sobre las que tienes que romper el silencio.

Te aísla socialmente

Por lo general, esta situación empieza con manifestaciones como la desaprobación de alguno de tus familiares o amigos e incluso la  prohibición de mantener contacto con ellos. De repente, te das cuenta de que con la única persona con quien interactúas es con tu pareja y agresor. Nadie debe limitar y mucho menos prohibir los lazos, vínculos y relacionamientos.

Te controla y manipula

La desigualdad en las relaciones de poder es un vicio que debemos evitar. Ninguno debe ejercer mayor dominio sobre la otra parte, de lo contrario, esto dará paso a escenarios de presión y control: si gestiona las finanzas del hogar, si toma decisiones sobre tus ingresos económicos sin tener en cuenta tu opinión, estás siendo víctima de violencia económica.

Romper el silencio es la base para actuar a tiempo ante este tipo de casos.

Recuerda que ningún tipo de violencia debe ser aceptado y nosotros estamos para ayudarte. Comunícate a nuestra línea telefónica o chat de WhatsApp.

¿Cómo te sientes hoy y qué te haría sentir mejor?

Escribir libera, hay días buenos y otros no tanto. Lo importante es que sepas que no estás solo, ¡queremos leerte!

Deseo recibir más información sobre las temáticas tratadas en este sitio web

Porque quiero estar bien

Una iniciativa de:

¿No te sientes seguro en casa?

¿No te sientes seguro en casa?

¡Llámanos o escríbenos! Nuestros profesionales de apoyo están aquí para escucharte

Llama al 300 912 5231

Whatsapp