Resolución de conflictos

Gaslighting: uno de los abusos emocionales más peligrosos, ¿por qué?

Gaslighting

Si en algún momento te has sentido manipulado por una persona, a tal punto de dudar de tus sentimientos, ideas, percepciones o juicios, eres víctima de este patrón.

Esta práctica tiene como objetivo abusar mentalmente del otro, haciéndolo sentir culpable, haciéndola desconfiar de sí misma y de su vida. Se convence a un individuo de una realidad totalmente distinta a la que percibe, por lo que entra en un juego del que muchas veces es difícil salir.

Estos victimarios mienten y exageran constantemente, poniéndose a la defensiva y atacando a su pareja. Esta manipulación es la más sutil y puede ser ejecutada consciente o inconscientemente

¿Te preocupas en exceso por el bienestar de tu pareja? Podrías ser codependiente emocional

Ejemplo de un escenario de Gaslighting

"Cuando hiciste eso me sentí muy mal", a lo que el abusador responde: "tú eres muy sensible, era un chiste solamente". Trata de persuadirnos para que creamos que ha sido cuestión de un error de percepción propio.

Fases de esta práctica

  1. Según la psicóloga Sara Montejano, la primera etapa es la incredulidad, en donde la víctima entra en shock y confusión porque no entiende qué es lo que está pasando. 
  2. La siguiente es la defensa, aquí la víctima toma fuerza y trata de empoderarse de su posición ante la negativa del abusador. Sin embargo, las manipulaciones y contradicciones aumentan para contrarrestar sus argumentos. 
  3. En la fase de indefensión es donde culmina todo. Aquí la persona interioriza el discurso del victimario, le da la razón y es allí donde pierde el criterio, la confianza en sí misma y cree que la única verdad es la del manipulador.

Te invitamos a leer: Reconoce los primeros signos para detectar una relación tóxica

Señales para saber si te someten al Gaslighting

De acuerdo con la psicóloga clínica Natalia Gurdian, hay 10 señales por las que te puedes dar cuenta si estás siendo manipulado. 

  • Tienes muchas inseguridades a la hora de tomar decisiones por más simples que sean. 
  • Comienzas a mentir para evitar que contradigan tu discurso. 
  • Dejas tu personalidad real a un lado para darle el gusto a las personas. 
  • Cuestionas tus comportamientos e ideas constantemente. 
  • Juzgas tu sensibilidad y reacción a ciertas situaciones.
  • Te disculpas por todo así no hayas hecho nada. Esto puede suceder con tu familia, pareja y jefes. 
  • Defiendes los comportamientos del abusador. 
  • Sientes que cualquier cosa que hagas estará mal. 
  • Pones en duda si eres lo suficiente para las personas a tu alrededor.

Perfil del abusador

La psicóloga Laura Fuster Sebastián expuso unas características que más o menos pueden perfilar a una persona que ejerce este tipo de abuso. 

  1. Lo negará todo. Así tengas la certeza de que escuchaste o viste algo que esa persona hizo y, a pesar de tener hasta pruebas, esa persona nunca dirá la verdad y te repetirá tantas veces su posición que terminarás aceptando su versión. 
  2. Te hará sentir menos. A raíz de sus propias inseguridades querrá compartírtelas, en este punto sentirá satisfacción de que tú también te sientas inferior. 
  3. Te mentirá casi siempre. Estas personas tienen la habilidad de manipular la mente de los demás y sus realidades, así que constantemente te llevará la contraria haciéndote dudar de ti mismo.
  4. Influirá en la percepción que tienes de los demás. En muchos casos se ha visto cómo la víctima comienza a alejarse de su círculo social por haber interiorizado una percepción negativa que surge a partir de la manipulación de la otra persona.   

Claves para fortalecer la amistad a la distancia

Consecuencias

Entre los efectos psicológicos que produce este abuso emocional están:

  • Baja autoestima
  • Dudas sobre tu memoria
  • Dudas sobre tu racionalidad 
  • Dudas de tu estado de salud mental, llegando a pensar que tienes algún trastorno

¿Cómo salir del Gaslighting?

Es de vital importancia mencionar que al ser uno de los tipos de abusos más sutiles puede llegar un punto en el que sea bastante complicado de salir o de encontrar una solución. Los daños psicológicos pueden ser tan grandes que es posible que deba buscar ayuda de un profesional para volver a confiar en sí mismo. 

Te recomendamos: Cinco factores que hacen que una relación sea buena

Sin embargo, si estas a tiempo de defenderte y de salir de esta situación puedes: 

  1. Tener criterio y confiar en tu intuición: En el momento que te sientas mal o que quieras reclamar algún comportamiento o situación debes estar firme en lo que piensas y comunicarle a tu pareja lo que está sucediendo. Nadie puede hacerte dudar de tus sentimientos y emociones. 
  2. Hazte respetar: En ocasiones muchas personas dejan pasar situaciones que lo que hacen es que el victimario piense que está bien hacerlo, pues no le comunicaron su inconformidad, ni se dieron su lugar. En estos casos es de vital importancia que desde el primer escenario en el que te sientas menos que esa persona y que te esté haciendo dudar de ti mismo se lo hagas saber. Recuérdale que tú también vales y que no, “no estás loco o loca”.
  3. No busques aprobación: Cuando una persona decide compartir esta vida contigo es porque te debería aceptar tal cual eres, con tus errores y defectos. Claramente hay que trabajar para mejorar en ciertos aspectos, pero esto no significa que debas mentirte a ti mismo solo para darle el gusto a la otra persona mientras tú estás mal.

¿Te ha resultado útil esta información?
13
0
13 votes with an average rating of 1.
call

Llama al 3330333126

Escríbenos por Whatsapp

add