Relaciones personales

La conducta amable: qué es y cuáles son sus características

Amabilidad

La amabilidad suele definirse como un rasgo de la personalidad de una persona y, en general se considera una condición favorable, aunque no siempre es así. Aquí te contamos al respecto.

Amabilidad como rasgo de la personalidad

Según algunos psicólogos, la amabilidad hace parte en las configuraciones de lo que denominamos “personalidad”. Ser amable, tiene que ver con una posición bondadosa y optimista frente a quienes nos rodean. También la amabilidad se suele relacionar con un alto grado de empatía, pues las personas amables suelen poner los intereses comunes por sobre los suyos propios.

También te puede interesar: Qué es la estabilidad emocional y consejos útiles para cuidar de ella

Las personas que tienen un alto grado de amabilidad suelen ser personas altruistas, desempeñarse bien en condiciones sociales interpersonales y evitar la confrontación o los altercados. Son buenos en la resolución de conflictos como mediadores o facilitadores y son generosos en dichos roles.

Características 

Las siguientes son algunas de las características donde las personas amables presentan un desempeño elevado.

  1. Empatía
  2. Confianza
  3. Altruismo
  4. Conciliación
  5. Humildad
  6. Sinceridad

Estas características, según plantean algunos especialistas, se presentan en distintas etapas del desarrollo psicosocial, y suelen originarse desde la infancia. Sin embargo, es común que  las personas cuyo rasgo más fuerte de la personalidad es la amabilidad sean manipulados por otros, u otras personas quieran aprovecharse de ellas. En ese sentido, la amabilidad no es del todo un rasgo beneficioso, puesto que las conductas envidiosas, agresivas y demás son frecuentes.

Puedes leer: Ocho consejos que debes tener en cuenta a la hora de gestionar tus emociones

No obstante, la amabilidad está calificada como un rasgo generalmente beneficioso incluso en el aspecto laboral. Al parecer, el rasgo de la amabilidad está asociado con el éxito profesional. Aunque en ello también hay matices. Existen profesiones en las que no se termina de comprender la amabilidad como una característica positiva y parece exigirse lo contrario: un carácter algo más hostil.

De cualquier manera, una persona que es considera amable ha de velar por su bienestar físico y mental e intentar equilibrar sus emociones y conductas para no enfrentar consecuencias negativas de este rasgo definitorio de su personalidad.

También te recomendamos: La importancia de los pequeños retos personales

 

¿Te ha resultado útil esta información?
1
0
1 votes with an average rating of 1.
call

Llama al 330333588

Escríbenos por Whatsapp

add