Maternidad y paternidad

No debes confundir la depresión postparto, la tristeza postparto y la ansiedad postparto

Depresión, ansiedad, estrés postparto

Un estudio mexicano revela que hay diferencias entre estas 3 condiciones; su principal característica es la severidad con la que cada una afecta a la madre.

La organización Scielo señala que durante el embarazo y el puerperio (periodo entre el final del parto y la aparición de la primera menstruación) hay cambios bioquímicos, hormonales, sicológicos y sociales que ocasionan una mayor vulnerabilidad en la mujer para la aparición de trastornos en su salud mental, agrega el informe.

Lo verdaderamente sorprendente es que cualquiera de las tres etapas se presenta en cerca del 80 % de las nuevas madres.

Estos cambios hormonales se pueden manifestar de diferentes formas, desde molestias leves y transitorias –como la tristeza y el llanto–, pasando por angustia y dificultad de vincularse con el bebé, hasta situaciones graves, que pueden derivar en pensamientos suicidas, aspectos que, según el informe suelen ser subdiagnosticados en 50 % de los casos.

Scielo advierte de otro problema, y es que hay mujeres que no acceden a un tratamiento adecuado por, precisamente, haber sido deficientemente diagnosticadas.

Cuáles son los diferentes tipos de condición postparto

  • Tristeza postparto (TPP): esta etapa es también conocida como ‘Baby Blues’ (además de azul, los vocablos blue y su plural blues significan tristeza) y se describe como una alteración del estado de ánimo, debida en gran parte a cambios hormonales, psicológicos y sociales. ¿Cómo superar la tristeza? Diez claves para aliviarla

Este estado tiene una intensidad y duración variable, según el estudio, y por lo general los síntomas aparecen entre 2 y 4 días después del parto, pero así como llegan se van, de forma espontánea entre la tercera y la cuarta semana después del parto, por lo cual no requieren de atención sicológica para la madre.

  • Depresión postparto (DPP): es un trastorno depresivo en el postparto y se diferencia de la simple tristeza postparto en que en este caso se convierte en una condición incapacitante.

Aquí se pueden presentar presiones de la familia para que la mujer no manifieste sus sentimientos de tristeza y eso puede hacer que su depresión aumente o se mantenga, dice el reporte médico.

Te puede interesar: Que ser mamá no te ponga triste; qué es la depresión postparto

  • Psicosis postparto (PPP): es un episodio afectivo con síntomas psicóticos que, según los investigadores, se manifiesta con todos sus síntomas en entre 1 y 2 partos por cada 1.000 y quienes más los padecen son las madres primíparas.

La conclusión del estudio es que los 3 trastornos mencionados se han convertido, en los países de la región, en un problema de salud pública, debido al elevado número de mujeres que los padecen.

Estos problemas pueden afectar la salud física, mental y emocional de la madre y su bebé, además de la relación de pareja y el entorno familiar, social y laboral de la mujer.

¿Te ha resultado útil esta información?
0
0
No votes have been submitted yet.
call

Llama al 573330333588

Escríbenos por Whatsapp

add