Relaciones personales

10 claves para saber qué hacer si tu pareja tiene depresión

Depresión y pareja

Muchas veces no sabemos de qué manera actuar cuando nuestra pareja sufre de depresión. Si tienes dudas al respecto, aquí te contamos algunas claves que pueden servirte.

Toda relación de pareja funciona a partir de un vínculo emocional que incluye un compromiso mutuo y constante, de apoyo, trabajo mancomunado y construcción conjunta de un proyecto futuro, por lo tanto es apenas normal que, si tu pareja padece alguna enfermedad, quieras cuidarla, ayudarla y apoyarla para sobrellevar dicha afección o, de ser posible, superarla. Pasa lo mismo con un trastorno del estado de ánimo como lo es la depresión.

También puedes consultar: ¿Qué le pasa a una persona con depresión?

¿Cómo puedo ayudar a mi pareja?

Sobrellevar y tratar la depresión no es una tarea fácil, dadas las dinámicas relacionales específicas que operan en una pareja, las cuales suelen verse afectadas cuando se padece una enfermedad, y van desde la colaboración mutua en las tareas del hogar o el disfrute del tiempo libre hasta el goce del otro, el deseo, la salud sexual, etcétera. 

Muchas veces, quien vive con una pareja con depresión tiende a tener sentimientos de culpa o de frustración por considerarse parte de las causas del padecimiento de su ser amado o no saber bien cómo actuar. Pero estos y otros pensamientos no favorecen al tratamiento y, seguramente, se dan a causa de una falta de comprensión clara del padecimiento.

Te puede interesar: Acepto si sufro de depresión o ansiedad

 Algunas claves para lidiar con la depresión

  1. Intenta comprender de qué se trata la depresión: Saber que la depresión es un trastorno del estado anímico y no una emoción simple será de gran ayuda para aprender cómo actuar en tu relación, sin juzgar a tu pareja ni creer que los síntomas que pueda padecer son ataques personales o caprichos, como suele ocurrir en ocasiones.
     
  2. No restes importancia a los síntomas: Es fundamental, para ayudar en el bienestar de nuestra pareja y, por tanto, de nuestra relación, no menospreciar los momentos en los cuales se manifiestan más intensamente los síntomas de depresión.
     
  3. Tu pareja te necesita (aunque no lo diga): Muchas veces la depresión incluye conductas como el aislamiento, la introspección excesiva, el desánimo permanente y demás. Sin embargo, en esos momentos, aunque no lo parezca, tu pareja necesita de tu apoyo y comprensión.
     
  4. Escucha: sí, parece obvio, pero no lo es. En gran parte de los casos donde se padece depresión, el hecho mismo de poder contar con alguien para que los escuche resulta de gran valor. Desahogarse, llorar, manifestar lo que sienten es liberador y siempre será de ayuda.
     
  5. No la presiones: Intentar inducir un estado de ánimo por medio de las palabras u otro tipo de lenguaje simbólico a tu pareja no le ayudará. No busques pedirle que piense de otra manera, que se calme o se tranquilice. Esto no tiene demasiado sentido en un cuadro de depresión. En cambio puedes sugerir actividades puntuales que puedan ayudar al cuadro de desasosiego o, como ya lo dijimos, simplemente escuchar activamente.
     
  6. Usa la empatía: Por supuesto, empatizar no siempre es fácil, pero en cualquier padecimiento de salud hay pocas herramientas más útiles y valiosas que ponerte en los zapatos del otro. Conoces a tu pareja, gran parte de su historia personal y su forma de ser, usa todo esto para empatizar con ella.
     
  7. No te culpes: Como ya dijimos al principio, suele ocurrir que nos frustremos o nos culpemos por la enfermedad de nuestra pareja. Esto constituye un error. Aunque sea verdad que gran parte de las enfermedades se originan en relación con los demás, esto no quiere decir que seamos el motivo de que nuestra pareja tenga determinado padecimiento. Evitar llevar al plano de lo personal las patologías de salud mental es un aspecto esencial para ayudar a quien la padece a sobrellevarla de mejor manera.
     
  8. Busca motivarla para pedir ayuda: Consultar a un profesional seguramente será una de las mejores decisiones a tomar cuando se tiene un padecimiento de salud mental. Ayuda a tu pareja a ver las ventajas y a encontrar una persona idónea para trabajar en su padecimiento.
     
  9. No descuides tu propia salud mental: Es claro que todos los anteriores aspectos no son fáciles de realizar y que conllevan también una carga emocional específica. Permanece siempre atento a tu propio estado emocional y cuida de tu salud tanto como la de tu pareja. Tú mismo puedes recurrir a grupos de apoyo y al profesional para cuidarte y ayudar a cuidar a tu pareja.
     
  10. Vayan juntos a terapia: la terapia funcionará como un soporta más a la relación y contribuirá a la buena salud ya no solo de los dos, sino de ambos como pareja.

Puede interesarte: Test de depresión

¿Te ha resultado útil esta información?
17
0
17 votes with an average rating of 1.
call

Llama al 330333588

Escríbenos por Whatsapp

add