Maltrato

Nueve claves para emprender y lograr una independencia económica

Consejos para emprender y romper con la dependencia económica

La independencia económica representa la libertad que tienen las personas para tomar decisiones, ¿cómo lograrlo a través de un emprendimiento? Una experta responde.

De acuerdo con los datos de la Defensoría del Pueblo, hubo un registro de 1.001 casos de violencia económica en el 2021, siendo el tercer tipo de violencia ejercida en contra de las mujeres, jóvenes y niñas, superado por la violencia psicológica con un total de 2.451 registros y la violencia física con 1.597 denuncias.

Para recordar, en Colombia, la Ley 1257 de 2008 contempla el daño patrimonial y la violencia económica, como “cualquier acción u omisión orientada al abuso económico, el control abusivo de las finanzas, recompensas o castigos monetarios a las mujeres por razón de su condición social, económica o política”.

Frente al caso de ser víctima de este tipo de violencia, el deseo de lograr la independencia económica crece, pero, ¿cómo lograrla?


En nuestro artículo siete señales para identificar la violencia económica brindamos como una de las recomendaciones para salir o romper con este tipo de violencia: fortalecer la autoestima y empoderar las habilidades. 

Sabemos que no es un proceso fácil del que se logra salir de la noche a la mañana, pero ambas acciones se deben trabajar de la mano y para eso consultamos con Claudia Suárez, Gerente de inversión social de Bavaria, sobre esas claves que deben tener presentes las mujeres a la hora de trabajar en un emprendimiento que ayude con una independencia económica: 

  1. Antes de comenzar con un trabajo de fortalecer la autoestima y buscar o resaltar las habilidades, es importante limpiar la casa, es decir, trabajar en sacar de la vida a los miedos, los fantasmas y los obstáculos que permitan lograr el objetivo. Darle trámite a lo que no funciona bien. En este punto, si es necesario, se puede buscar un acompañamiento psicológico.
  2. En esa limpieza saldrán a flote aspectos positivos y negativos de la persona, pero es importante destacar lo positivo con el fin de creer en sí misma y saltar las barreras que impiden avanzar o solucionar.
  3. Se debe hacer un balance entre la emoción y la razón, hay preguntas inevitables que, de hecho, ayudarán a encontrar ese equilibrio.
  4. Escribir en un papel los sueños vs. la realidad: ¿cuál es el sueño emocional?, ¿cuál es el sueño material?, ¿se puede cumplir a corto y/o mediano plazo?, ¿qué o cuál es inalcanzable?, ¿qué sueño se puede materializar?, ¿qué se necesita para el cumplimiento?, ¿con qué herramientas se cuenta? Con este ejercicio de preguntas, que por cierto, se pueden incluir y responder todas las que se tengan, se logrará despejar las dudas que rondan por la cabeza, y muchas veces, tampoco permiten poner en marcha el plan.
  5. Buscar el empoderamiento a través de diferentes capacitaciones laborales. Hacerlo sacará a flote las seguridades, tanto emocionales como laborales de la persona porque cuando se da cuenta o es consciente de sus capacidades rompe con todos los miedos.
  6. Buscar un buen grupo de apoyo. En este se deben incluir personas que se consideres que pueden hacer parte del proyecto. Va desde los padres, hermanos, tíos, pareja, hijos, hasta amigos, compañeros o grupos más especializados, pues el camino no es lineal, hay muchos altibajos tanto laborales como emocionales y tener una red de apoyo es fundamental para no desistir.
  7. En muchos casos el miedo es una constante y, sumado al "NO puedo", son el principal argumento para no salir de una situación que no es positiva para la persona. Romperlo desde la razón y el ejemplo de otros, puede ser una fuerza racional inimaginable. 
  8. Frases como: “no sé manejar la tecnología”, “no tengo el dinero para la inversión”, “no tengo las capacidades para emprender”, son muy comunes, pero se pueden usar como una herramienta, un impulso, para comenzar con la búsqueda de la independencia económica. Es clave también entender que el miedo se mitiga a través de los grupos de apoyo y del desarrollo de actividades que antes no se hacían. 
  9. Por último, Claudia destaca el concepto de ser como 'el rastrillo', “hay muchas cosas, personas o situaciones que no sabes si deben acompañarte y es necesario hacer uso del rastrillo para quitar y dejar todo lo malo que hay o se genera, para así quedarte con lo que realmente te ayudará a crecer”. 

Si en cualquier parte del proceso necesitas ayuda psicológica, puedes llamarnos o escribirnos, vía WhatsApp, al 3330333588. Nuestro servicio es gratuito, las 24 horas de los 7 días de la semana. 

¿Te ha resultado útil esta información?
22
1
23 votes with an average rating of 1.1.
call

Llama al 573330333588

Escríbenos por Whatsapp

add