Impacto en la salud mental

¿Cómo motivar la prevención del suicidio en los colegios o universidades?

Cómo motivar la prevención del suicidio en los colegios
Redacción: Porque quiero estar bien
Redacción: Porque quiero estar bien

Redactor

El papel de las instituciones educativas es vital a la hora de prevenir un suicidio. Compartimos algunas acciones que pueden emplearse para ser una red de apoyo fuerte.

En Colombia, los suicidios son un fenómeno que tiene más frecuencia en la población joven. De hecho, el 37,5 % de todos los registrados el año pasado ocurrieron en personas entre los 15 y los 29 años de edad. En otras palabras, 1 de cada 13 muertes en los de menor edad es por suicidio.

En ese sentido, los niños, adolescentes, jóvenes y docentes, al compartir gran parte de sus días y vida en espacios compartidos como colegio o Universidad juegan un rol importante en la prevención del suicidio. ¿Qué tener en cuenta para saber cómo intervenir y ayudar a que la persona deje de sufrir en silencio?

Lo primero es invertir tiempo, espacios y profesionales en la prevención, a través, de la atención puntual y oportuna para los problemas de salud mental de los niños, adolescentes y jóvenes, afirman expertos de Web del maestro. Un estudio publicado por la revista académica ‘Journal of Affective Disorders’ explica que al aplicar programas de resiliencia emocional se reducen síntomas de ansiedad y depresión en niños de 6 a 12 años; además, que es el único espacio donde tienen acceso a esa clase de apoyo. 

Lo segundo es que deben potencializar la habilidad para gestionar emociones, autocontrol, estrategias para la flexibilidad cognitiva, regulación de estrés, cómo actuar en momentos de crisis y la manera en la que se relacionan con los demás. 

También se debe informar sobre cómo detectar cualquier señal de alarma que indique que un estudiante necesita atención urgente a su salud mental. Profesores y compañeros pueden ser agentes preventivos.

El metaanálisis del Manual Internacional para la Prevención del Suicidio publicado por ‘The International Handbook of Suicide Prevention’ informa que las medidas de prevención que mejor funcionan son:

  1. Currículos de sensibilización y educación:

    Para esto se deben crear programas escolares que tengan un plan de estudios de concientización y educación para enseñar a los estudiantes sobre el suicidio, sus factores de riesgo y qué hacer frente a una situación de estudiantes con tendencias o ideas suicidas. 

    El estudio concluyó que las instituciones que cuentan con este tipo de currículos tienen un cambio de comportamiento significativo y una reducción en la incidencia de la ideación y los intentos de suicidio.
     
  2. Detección a tiempo:

    Como los niños, adolescentes y jóvenes no buscan ayuda, su entorno no es consciente de las conductas auto lesivas y suicidas que puedan tener. Así que la recomendación es administrar un cuestionario de detección preliminar, y luego remitir al estudiante que presenta las señales de alerta al consejero o psicólogo escolar, incluso se puede activar una ruta para que un psiquiatra valore a la persona.
     
  3. Capacitar guardianes:

    La Fuerza Aérea de los Estados Unidos tiene un programa para abordar el comportamiento de suicidio y autolesión conocido como ‘Preguntar, persuadir y referir’ (QPR). Con él buscan aumentar la conciencia sobre el suicido dentro del personal escolar, identificar qué estudiantes pueden estar en riesgo, mejorar las habilidades del personal para intervenir y aumentar la comunicación entre todos los agentes de la institución. 

    Para esto, se debe capacitar a los docentes y compañeros a actuar como guardines o vigilantes. De esta forma, se genera más consciencia de las percepciones y comportamientos dentro de los círculos sociales. También busca crear una expectativa para que los compañeros acudan a los espacios de ayuda cuando se enfrentan a la tendencia suicida. 
     
  4. Entrenamiento de habilidades:

    El estudio sugiere aplicar el programa CARE/CAST que hace referencia a cuidar, evaluar, responder, empoderar y entrenar a los estudiantes para afrontar y apoyar habilidades que previenen el suicidio. 

    En la parte CARE se trata de una detección selectiva con una intervención directa, seguido de entrevistas motivacionales. 

    En la de CAST de aumentar el afrontamiento y la regulación del estado de ánimo, disminución del uso de sustancias y aumento del rendimiento escolar. 

    En 12 sesiones se enseñan habilidades y cambios de comportamiento con el fin de reducir los factores de riesgo de un suicidio en grupos pequeños de estudiantes con promedio bajo, alto porcentaje de ausentismo o referencias directas del personal.

¿Te ha resultado útil esta información?
1
0
1 votes with an average rating of 1.
call

Llama al 573330333588

Escríbenos por Whatsapp

add