Trastornos mentales

Acciones que pueden hacer los padres para prevenir el suicidio

Consejos para padres: ¿qué acciones hacer para prevenir el suicidio?
Redacción: Porque quiero estar bien
Redacción: Porque quiero estar bien

Redactor

Existen una serie de manifestaciones verbales y no verbales que pueden indicar un posible caso de suicidio. En este punto, es clave que como padres estén atentos a las señales y aprendan cómo intervenir.

Señales verbales
El centro de asistencia al suicida señala que algunas veces las personas expresan directamente sus intenciones suicidas y no se deben desacreditar esas expresiones. Sin prestarse a la manipulación, en caso de que exista, se le debe escuchar, acompañarla e invitarla para que busque ayuda profesional. 

Te puede interesar: ¿Por qué se conmemora el Día Mundial para la Prevención del Suicidio?

Señales no verbales
Hay casos en los que la persona no comunica directamente sus intenciones, pero puede estar pensando en el suicidio y casi siempre lo da a entender por otras señales en el trato cotidiano o en una charla. Estas pueden ser:

  • El negativismo al hablar de determinado problema que antes era importante minimizándolo con frases como "no te preocupes", "ya no importa", etc.
  • Una calma repentina después de un periodo de angustia profunda. 
  • La identificación con un familiar que murió a causa de suicidio con frases como "ahora lo entiendo", "estoy igual que él", etc. O refiriéndose como "él también estaba deprimido".
  • El llanto, el silencio o bajar la cabeza cuando se le pregunta directamente por sus ideas suicidas.
  • Arreglar asuntos como encargar a otros el cuidado de una mascota o regalar objetos con valor sentimental.
  • Asumir conductas de riesgo o consumir alcohol o drogas en forma inusual.
  • Acumular medicamentos o hacer otros arreglos para un posible suicidio.
  • Alejarse de los amigos u otros grupos de pertenencia.

¿Cómo actuar?

  • Dependiendo del caso, se pueden optar por diferentes acciones. Una de esas es que en la familia se promueva la inteligencia emocional, se pueda hablar sin juzgar, de esa forma el niño o la niña desde pequeños tengan la claridad de que está bien tener respuestas emocionales y sentirse mal, pero que pueden hablarlo y mencionarlo en su entorno familiar, de manera tranquila validando que van a recibir valoración y acompañamiento, en lugar de represión o castigos. 
  • Se deben romper con las formas tan tradicionales de entender y manejar la emocionalidad.
  • Escucha a tu hijo, incluso cuando no está hablando.
  • Considera que podría enfrentar riesgos de suicidio que has pasado por alto.
  • Nunca descartes las amenazas de suicido como un melodrama típico de los adolescentes.

Para leer más tarde: ¿Cómo ayudar a alguien en una situación de crisis de autolesión?

Healthy Children menciona que no debes asumir que tu hijo está exagerando o jugando si dice o escribe:

  • “Quiero morir".
  • "Ya no me importa".
  • "Nada importa".
  • "Me pregunto cuántas personas vendrían a mi funeral".
  • "A veces desearía poder irme a dormir y nunca despertarme".
  • "Todos estarían mejor sin mí".
  • "No tendrás que preocuparte por mí por mucho más tiempo".

Toma en serio todas las afirmaciones sobre el suicidio, en la mayoría de los casos los niños, adolescentes y jóvenes no expresan cómo se sienten. Estas palabras indican una necesidad urgente de ayuda. Responde con empatía y comprensión ante las expresiones tu hijo o hija sobre el tema. 

Si reaccionas de esta manera:

  • "Eso es algo ridículo para decir"
  • "Tienes una gran vida, ¿por qué la terminarías?"
  • "No querrás decir eso"
  • "¡No puedo creer lo que estoy escuchando!"

Maneja tus propios sentimientos para que puedas responder con empatía:

  • "Parece que tienes un dolor tremendo y no puedes ver una salida".
  • "Tal vez te estés preguntando cómo la vida se volvió tan complicada y difícil".
  • "En este momento, no estás seguro de las respuestas a los problemas que enfrentas".
  • "Debes estar realmente, realmente dolido por dentro para considerar terminar con tu vida".

Por si quieres leer: Si alguien tuvo un intento suicida, ¿qué puedes hacer para ayudarle a que no vuelva a pasar?

Lo que sí puedes hacer:

  • Busca ayuda profesional de inmediato
  • Si tu hijo adolescente se autolesiona o sientes que corre el riesgo de intentar suicidarse, llévalo al médico y/o al psicólogo de inmediato. La acción rápida es crucial cuando las cosas han llegado a un punto crítico.
  • Si ves signos de pensamientos suicidas, pero no sientes una crisis inmediata, aún debes tomar medidas. 
  • Retira o asegura las armas que tengas en casa. Haz lo mismo con otras herramientas y sustancias letales.
  • Durante el tratamiento, mantén la calma y la esperanza.
  • Los medicamentos, la terapia de conversación y las técnicas para reducir el estrés, como el yoga, la meditación o escribir un diario, pueden ser parte del plan.
  • Proporciona tranquilidad a tu hijo a lo largo del camino. Recuérdale, también a ti mismo, que los tiempos difíciles no duran para siempre. Las personas se sienten mejor cuando reciben tratamiento y apoyo eficaces.
  • Anímalo a ver a familiares y amigos.
  • Es posible que tu hijo se sienta reacio a pasar tiempo con otras personas, pero puedes explicarle que el apoyo social lo ayudará a sentirse mejor. Será útil animarlos amablemente a pasar el rato con la familia, los amigos y los vecinos. Evita las luchas de poder en torno a eventos o invitaciones específicas, ya que el objetivo es respetar las necesidades de tu hijo y minimizar el estrés.
  • Sugiérele hacer ejercicio. Sin importar si es una salida al aire libre a caminar todos los días, ir al gimnasio, una clase de ejercicios en línea o cualquier otra cosa, el ejercicio: eleva el estado de ánimo estimulando la producción de endorfinas (sustancias naturales en el cerebro y el cuerpo que ayudan a equilibrar el estrés y controlar el dolor). Cualquier forma de ejercicio está bien. Lo que más importa es que él o ella disfrute de esta actividad y se sienta motivado para realizarla con regularidad.
  • Fomenta el equilibrio y la moderación.
  • Los adolescentes en crisis necesitan no ser tan exigentes consigo mismos. Esto significa adoptar un ritmo realista y evitar experiencias que puedan resultar abrumadoras.
  • Asegúrale que el cuidado personal nunca es un signo de debilidad. Todo lo que hacemos en la vida se ve afectado por nuestra salud, por lo que es fundamental darnos tiempo para sanar. Las tareas grandes se pueden dividir en otras más pequeñas y manejables, y gradualmente, a medida que la confianza y la fuerza de tu hijo crezcan, se sentirá listo para asumir más.
  • Recuérdense unos a otros que esto llevará tiempo. Este proceso lleva su propio ritmo pueden haber retrocesos o no. La paciencia será clave, con la atención y los apoyos adecuados, ambos verán una mejoría.

En cuanto a los amigos, se debe garantizar que es un ambiente en el que todos estén conscientes de que no se puede presionar al amigo que presenta las ideas o los intentos, así como que los consejos y el acompañamiento que se preste deben ser sin juicios. Estar atentos a las señales, no desestimar si una persona manifiesta pensamientos de muerte o si se lastima.

Mira AQUÍ más contenidos sobre el tema. Llámanos o escríbenos al 3330333588. Nuestro servicio es gratuito y confidencial, 24/7.

¿Te ha resultado útil esta información?
5
0
5 votes with an average rating of 1.
call

Llama al 573330333588

Escríbenos por Whatsapp

add