Fortalecer la mente

Cuatro colores que ayudan a evitar el estrés en casa, según los expertos

¿Qué colores ayudan a evitar el estrés en el hogar?

¿Qué pasa entre los tonos neutros y vivos? ¿Realmente tienen un efecto en el estado de ánimo de las personas? Descubre aquí el papel de los colores que tenemos en el las paredes o elementos del hogar.

Jonathan García-Allen, psicólogo de psicología y mente, recalca que la psicología del color es un campo de estudio que está dirigido a analizar cómo percibimos y nos comportamos ante distintos colores, así como las emociones que suscitan en nosotros dichos tonos.

¿Tienes estrés? Realiza el siguiente test y descúbrelo: Test de estrés

En ese sentido, no deberíamos pensar que únicamente se trata de un tema de marcas, tendencias o gustos, sino que en realidad ciertos colores nos levantan el ánimo, nos brindan energía y relajan, mientras que otros nos hacen decaer un poco o nos estresan.

Además, un estudio de la Universidad de Minnesota afirma que colores como el rojo, por ejemplo, incrementa la sensación de estrés en las estancias mientras que el blanco, provoca el efecto contrario.

¿Cuáles son los colores que ayudan a evitar el estrés? Aquí te contamos:

  1. El azul en tonos cielo o mar porque, según los expertos, transmite naturalidad y es capaz de calmar, ordenar y tranquilizar emociones, por eso se usa en la meditación. Si puedes úsalo en alguna parte de tu casa, pero recuerda que solo basta con mirar al cielo para bajar los niveles de estrés. El azul no es solo visual, es por encima de todo, experiencial.

     
  2. El blanco yeso porque es luminoso, cálido, acogedor y elegante. En espacios neutrales da apertura a la relajación y la armonía. Por esa razón, es símbolo insignia de la paz. 

     


    Te puede interesar: Cuatro pasos para ayudar a personas con sobrecarga de estrés
     
  3. El marrón claro (o el tierra) porque transmite una sensación de paz y optimismo.

     
     
  4. El gris claro con matices marrones funciona muy bien para suavizar la psique, pues es muy agradable a la vista. Si se combina con tonos cálidos y fríos puede recrear espacios más reconfortantes. A la luz del día cambia de manera sutil, generando efectos armoniosos y tranquilos.

Carolina Salazar, diseñadora de interiores de Salazar Posada Arquitectos, explicó a La República que tonos como el naranja, el rojo brillante, el rosa caliente y el amarillo vivo pueden generar nervios o estrés y convertiste en muestras pesadas, “pues estimulan la mente y por lo tanto, generan un efecto contrario a la calma y tranquilidad”.

Para leer: Cinco recomendaciones saludables para enfrentar el estrés

¿Te ha resultado útil esta información?
115
8
123 votes with an average rating of 1.1.
call

Llama al 573330333588

Escríbenos por Whatsapp

add