Trastornos mentales

¿Cuáles pueden ser los posibles detonantes de ansiedad?

Detonantes de ansiedad
Laura Aldana
Laura Aldana

Psicóloga clínica

Con la ayuda de una de nuestras psicólogas encontrarás; además, consejos para manejar la ansiedad.

A menudo todos los seres humanos podemos sentir ansiedad en diferentes situaciones de nuestra vida, y es algo completamente normal; sin embargo, algunas de esas situaciones pueden ser percibidas como amenazantes, hablamos de situaciones desconocidas, estresantes o de riesgo. 

Recordemos que, como seres humanos, tenemos una personalidad, unos patrones particulares de pensar, interpretar, sentir, y afrontar un temperamento y, finalmente, un carácter. Este último, hace referencia a aquellas reacciones y comportamientos que desarrollamos como resultado de algunas experiencias vitales; es por esto que, la situaciones detonantes de ansiedad son diversas y varían entre cada individuo, ya que, como mencionaba anteriormente, todos interpretamos y sentimos de manera diferente.

Sin embargo, hemos visto que, por lo general, muchas de estas situaciones que nos generan ansiedad están estrechamente relacionadas con miedos irracionales, o también llamados fobias, situaciones que pueden ir desde subirse a un avión, salir a la calle, hablar con gente que no conocemos, miedo inducido por un animal, factores relacionados con el entorno, patologías, entre otros. Estos miedos en un grado de elevada intensidad provocan una respuesta inmediata de ansiedad. 

Cuando nos vemos en medio de alguna de estas situaciones que nos detonan la ansiedad, lo más aconsejable es trabajar, en primer lugar, sobre nuestros propios pensamientos, ya que tendemos a ver todo de forma negativa y a imaginar que pueden suceder cosas desagradables o desgracias. Por lo cual, es muy útil hacernos la siguiente pregunta: ¿Lo que pienso corresponde con la realidad? 

Tomar conciencia en que lo que estamos pensando no es real y no va a dañarnos, nos ayuda a desmontar esos pensamientos irreales y nos permite estar más aterrizados y tranquilos.

Se ha demostrado también, que concentrarnos en nuestra respiración nos relaja de forma automática, por lo cual se han diseñado diferentes técnicas para esto como: la respiración profunda o diafragmática, la respiración guiada, la respiración consciente, y los métodos que también hacen uso de la respiración como la meditación y el yoga

Respirar de forma correcta nos ayuda a mejorar las funciones de todo nuestro cuerpo, a aliviar el dolor, mejora nuestra concentración, nuestro rendimiento cognitivo y reduce significativamente la ansiedad. 

Existen diversas formas de relajación, lo más importante es buscar la que se acomode más a nuestras necesidades. Acciones simples como sentarnos en un lugar tranquilo y cerrar los ojos, para así distraer nuestra atención hacia algo diferente de lo que está sucediendo que nos está produciendo malestar, son estrategias que funcionarán, claro de manera distinta para cada persona. Por lo cual, es válido permitirnos probar y experimentar cada una de estas técnicas con el fin de saber cuáles funcionan mejor para reducir nuestra ansiedad.

Recuerda que la ansiedad no tratada puede traer consecuencias graves y afectar nuestra calidad de vida, ya que nos pondremos en situaciones con la probabilidad de detonar en una crisis o un ataque de ansiedad, y esta conducta evasiva puede crearnos problemas, ya que estas situaciones pueden estar relacionadas con nuestro trabajo, familia, u otras actividades de nuestra vida diaria. Por lo cual la psicoterapia acompañada de estrategias, será muy eficaz para el control de la ansiedad, pues el objetivo es desarrollar confianza para controlar estas situaciones y los síntomas. 

¿Te ha resultado útil esta información?
12
4
16 votes with an average rating of 1.3.
call

Llama al 573330333588

Escríbenos por Whatsapp

add