Cuidado propio

Guía básica de los tipos de terapia (parte VII): Aceptación y Compromiso

Terapia de aceptación y compromiso

Otra de las terapias de amplia acogida en la actualidad es la de Aceptación y Compromiso. Te contamos brevemente en qué consiste.

Más allá de la norma

La Terapia de Aceptación y Compromiso es un tipo de terapia de la llamada “tercera ola” o “tercera generación” de terapias conductuales. El punto de partida de este modelo terapéutico es la teoría del Marco Referencial, que brinda especial atención al lenguaje como mecanismo de construcción simbólica y a la cognición

Te recomendamos: Tipos de terapia (parte I): psicoanalítica y psicodinámica

La Terapia de Aceptación y Compromiso considera que ninguna imagen formada, recuerdo o pensamiento u otro tipo de actos cognoscitivos son inamovibles ni constituyen un tipo de norma establecida para siempre.

Por el contrario, se parte de la base que dichas cogniciones integran nuestra vida personal y es posible modificarlas en búsqueda de nuestro bienestar.

Te recomendamos: Guía básica de los tipos de terapia (parte II): cognitiva-conductual

Modelo terapéutico

Este modelo se concentra en el descubrimiento propio y la elucidación de que el padecimiento, el sufrimiento o el dolor no son necesariamente negativos y que integran el proceso de la experiencia humana, por lo cual no es recomendable la evitación, resistencia o necesidad de control del malestar, lejos de ayudar, puede ser contraproducente, y más bien, puede aumentar el sufrimiento. En ese sentido es un modelo revisionista de las terapias cognitivo-conductuales de primera y segunda generación, pero que considera que algunos de sus métodos son ineficaces e inoperantes.

También puedes leer: Tipos de terapia (parte III): humanista

De la misma manera, parte de la base terapéutica consiste en cuestionar y realizar una crítica concienzuda a las convenciones sociales, es decir, a lo que está socialmente aceptado, como parte de las causas del padecimiento del paciente y como mecanismo de identificación para la reorientación en valores.

Te recomendamos: Tipos de terapia (parte IV): gestáltica

En consecuencia, esta terapia utiliza un tratamiento orientado a valores, es decir, intenta ayudar a que el paciente comprenda qué es lo verdaderamente importante, intenta colaborar a que el paciente elucide qué persona quiere ser y qué desea hacer o representar en su vida y qué es lo realmente significativo para él. En esa dirección, operará la noción de compromiso propio, establecimiento de metas orientadas por los valores que determinó. Para ellos, se implementarán acciones que permitan conseguir dichas metas.

¿Te ha resultado útil esta información?
2
0
2 votes with an average rating of 1.
call

Llama al 3330333588

Escríbenos por Whatsapp

add